Menu Big Bang! News
Dinero Economía electoral

Efecto ballottage: caen las reservas y se agranda el cepo

El Banco Central dispuso medidas para controlar la venta de divisas y cuidar las reservas que registraron una caída en octubre de casi un 20%. La medida tuvo lugar un día después de conocerse que habrá segunda vuelta.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La economía post elecciones comenzó a tener sus primeros efectos. Mientras las reservas internacionales del Banco Central se desplomaron durante octubre casi 20%, ahora el Banco Central ajusta el cepo y los importadores recibieron la primera señal tras las elecciones del domingo: tendrán un fin de año con muy pocos dólares.

El Banco Central dispuso medidas para controlar la disminución en las reservas de dólares 

La cámara que agrupa a las empresas del sector advirtió ayer que el Banco Central redujo en un 50% el cupo diario con el que cuenta las firmas importadoras para la compra de moneda extranjera sin autorización previa. Ahora el monto habilitado paso de u$s150.000 por día, que regía hasta el lunes, a u$s75.000.

A pesar de que no hubo comunicado oficial de la entidad al respecto, según consignó Ámbito Financiero, la orden de la entidad a los bancos privados se emitió por WhatsApp.

El presidente del BCRA, Alejandro Vanoli, llevó adelante las medidas restrictivas. 

Reservas en caída libre. Las reservas del Banco Central cerraron este martes en USD 27.052 millones, y en lo que va del mes, los activos se redujeron un 18,7% (USD 6.205 millones), debido principalmente a la cancelación de Boden 2015 por USD 5.900 millones.

En el transcurso de 2015, las reservas retrocedieron USD 4.391 millones de los USD 31.443 millones con los que se contaba el 30 de diciembre de 2014. El dato: se sitúan hoy en su monto más bajo desde el 18 de agosto de 2006.

Preocupación por la importante caída de dólares en octubre. 

Con este horizonte complejo con vistas hacia el cierre del año y la transición presidencial, el Banco Central dispuso ayer una suba de 300 puntos básicos (3%) en todos los plazos para la licitación semanal de Letras (bonos de corto a mediano plazo). ¿El objetivo? Mejorar la oferta de inversión para reducir la compra de dólares y engrosar las arcas de la entidad.

A su vez, el BCRA aumentó las tasas de interés en pesos tanto para las letras que licita periódicamente en el mercado, como para los plazos fijos pactados por los bancos y los ahorristas. La medida busca proteger disminuir la demanda de dólares y cuidar las reservas internacionales.

Efecto ballottage. Mauricio Macri y Daniel Scioli decidirán la economía que se viene en el país. 

La entidad que preside Alejandro Vanoli dispuso subir a partir desde el lunes las tasas que pagan los bancos por los plazos fijos a 26,3% para colocaciones de 30 a 44 días y a 29,1% para las realizadas a 180 días o más.

Estas tasas son las más altas desde la crisis post convertibilidad de principios de los años 2000, cuando el Banco Central decidió impulsar una política de ahorro en pesos, con rendimientos por encima de la inflación, para fomentar el ahorro en moneda nacional y recortar las presiones que el excedente de liquidez ejerce sobre la demanda de dólares.