Menu Big Bang! News
Dinero Economía

Empresas de gaseosas y jugos vuelven a plantarse contra la Reforma Tributaria

El director de la Asociación Fabricantes Argentinos de Coca-Cola advirtió contra la pérdida de puestos laborales que podría ocurrir de aprobarse la suba de impuestos a las bebidas azucaradas. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Después de que el Gobierno anunciara un aumento en el impuesto a las bebidas azucaradas, el director de la Asociación Fabricantes Argentinos de Coca-Cola, Esteban Agost Carreño, señaló hoy que esa medida podría causar la pérdida de puestos laborales en la cadena productiva. 

coca_cola
Según Agost Carreño, podrian perderse "hasta 5000" puestos de trabajo.

"La propuesta que ha surgido es elevar de 4 a 17 por ciento la alícuota de impuestos internos que hoy tienen las bebidas sin alcohol", explicó advirtiendo que eso podría generar alrededor de 5000 despidos. 

Además,  Agost Carreño aseguró que el incremento en el impuesto podría causar un "11% de aumento" en el precio de los productos que "se daría casi inmediatamente".

Rumores y presiones

Los dichos de Agost Carreño vienen en el marco de rumores, lanzados la semana pasada, de que como represalia a la reforma tributaria, Coca Cola suspendería una inversión de 1000 millones de dólares prometida a Mauricio Macri. Además, también se dijo que la empresa pensaba interrumpir sus compras de jugos de fruta y azúcar en el país.

"Desde la Cámara puedo decir que las principales compañías están analizando o revisando las estrategias de inversión futura", confirmó Agost Carreño en diálogo con el programa radial Sólo Negocios. "Lo que entendemos es que este sector sufrirá una contracción y ciertas inversiones ya no tendrán razón de ser".

Sin embargo, por ahora oficialmente Coca Cola sólo emitió un comunicado en el que aseguraba que mantendría su "compromiso con la Argentina, su desarrollo y su futuro". 

coca
El comunicado emitido por Coca Cola. 

"Argentina es clave en la operación global de la Compañía y eso se refleja en las inversiones anuales en las economías regionales, evaluando constantemente su flujo en pos de la sustentabilidad del negocio en el largo plazo y contemplando a toda la cadena de valor", agrega el texto. "Sobre las reformas, creemos en un dialogo abierto con todos los sectores para la búsqueda de soluciones sostenibles".

Mientras tanto, a juzgar por el proyecto de reforma tributaria que el gobierno efectivamente enviará al Congreso, revelado hoy por Ámbito Financiero, el gobierno nacional no piensa dar vuelta atrás.

Así, de acuerdo al texto, las bebidas estarán gravadas "por un impuesto interno del diecisiete por ciento (17%), en tanto contengan azúcares libres añadidos".