Menu Big Bang! News
Dinero Intercambio eléctrico

En crisis, la Argentina sale a comprar energía a los países vecinos

Los altos índices de consumo energético obligaron al ministro de energía Juan José Aranguren a buscar recursos excedentes en Bolivia y Chile.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Aunque las altas temperaturas comienzan a despedirse, el riesgo de colapso energético no cesa porque pese a los aumentos de tarifas se prevén altos consumos de electricidad y gas. Por eso el Gobierno salió de compras por Bolivia y Chile en busca de algunos megavatios excedentes.

Hace tan sólo unas semanas el ministro de Energía, Juan José Aranguren, se reunió con su par boliviano con el fin de acordar la compra de energía a ese país. En esa ocasión y según consignaron los medios de comunicación vecinos, ese país le ofreció hasta 400 megavatios, es decir parte de su producción excedente.

Argentina le pidió a Bolivia 600 megavatios para paliar crisis energética.

El ministro de Hidrocarburos y Energía boliviano, Luis Alberto Sánchez, reveló que la contrapropuesta de Argentina para comprar energía eléctrica demanda un volumen mayor a la oferta que hizo Bolivia. En número concretos, Aranguren le pidió unos 600 megavatios para sanear la alta demanda eléctrica.

El Ministro de Hidrocarburos y Energía indicó que la primera oferta que hizo Bolivia era exportar a Argentina 160 megavatios "a cortísimo plazo", pero la Argentina demandó un mayor volumen, aunque a más largo plazo.

Para ello se deberá contar con la construcción de la línea de transmisión Juana Azurduy de Padilla, en Yacuiba, Bolivia, la cual estará en condiciones de enviar 600 megavatios al mercado argentino en los próximos 18 a 24 meses.

El acuerdo de importar energía se concretará en las próximas semanas, según indicó el organismo boliviano. Dicho contrato se celebrará entre las estatales Empresa Nacional de Electricidad (Ende) de Bolivia y la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) de Argentina.

Chile le entregó a la Argentina unos 37.200 megavatios en febrero.

Chile es otro gran aliado en cuestiones energéticas. A mediados de febrero el país andino comenzó un inédito proceso de exportación de electricidad a Argentina. “Entre el 12 y el 26 de febrero se entregó energía por un total de 37.200 MWh, aproximadamente un 5% del total producido en el Norte Grande”, informó el director ejecutivo del Centro de Despacho Económico de Carga (CDEC) del Sistema Interconectado del Norte Grande (SING), Daniel Salazar al Diario Financiero de Chile.

Dos años fue lo que tomó elaborar los acuerdos técnicos y políticos que permitieron viabilizar este intercambio energético, pero hacia 2018 los involucrados tendrán que volver a sentarse a negociar.

La compra de energía es fundamental para abastecer el consumo local, que no sólo se incrementa debido a las altas temperaturas. En épocas invernales también se alcanzan altos picos de consumo debido a la utilización de equipos de calefacción y la creciente tendencia de edificar inmuebles donde todos los equipamientos son eléctricos.