Menu Big Bang! News
Dinero la deuda

¿Grieta entre los buitres?: El Gobierno ofreció pagar bonos con 50% de interés

El secretario de Finanzas le presentó ayer la propuesta argentina a los bonistas. Quiénes son los grupos internos y las divisiones de los fondos buitre.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El preacuerdo firmado con los bonistas italianos fue el primer paso de la estrategia amarilla para negociar con los fondos buitre. El Gobierno aceptó pagarle en efectivo los US$ 900 millones por bonos impagos, más US$ 450 millones por intereses acumulados desde 2001. Así, se reconoció un interés del 3 % anual. Ahora, el siguiente paso será destrabar las causas abiertas en la Justicia de los Estados Unidos.

El preacuerdo con los 50 mil bonistas de la Italian Task Force (TFA) podría repetirse con los fondos buitre.

El secretario de Finanzas, Luis Caputo, ofreció ayer también un 3 % de interes anual (51 % acumulado desde 2001) a los fondos buitres, según publicó hoy Ámbito.com. El Gobierno sabe que los bonistas más duros, como los liderados por Paul Singer -del NML Capital- lo rechazarán, pero, justamente, esa es la intención: dividir a los fondos buitre.

El objetivo de Alfonso Prat-Gay (centro) y Luis Caputo (der) es aislar al buitre más duro: Paul Singer.

De lograrlo, Cambiemos dejaría en evidencia no sólo que la Argentina tiene deseos de ponerle fin al default sino también que una parte de los bonistas está abierto a negociar. Así, quedaría aislado Paul Singer, que había logrado que el juez de Nueva York, Thomas Griesa, obligara al país a pagar 9,8 % de interés anual. Ahora, la propuesta debe contar con el visto bueno del mediador Daniel Pollack.

El mediador entre la Argentina y los fondos buitre, Daniel Pollack, tiene la llave para cerrar un acuerdo.

El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay explicó recientemente que la Argentina debe US$ 2.983 millones de capital más US$ 6.999 millones por intereses acumulados desde 2001. De lograr una reducción de la tasa anual, la deuda se achicaría US$ 3.000 millones. Además de un primer pago en efectivo, los fondos buitre cobrarían en cuotas cada vez que el país liquide intereses de los bonos Par, Discount y Bonar emitidos durante el kirchnerismo.

Divide y pagarás

Paul Singer, un neoyorkino de 71 años, es la cara más visible de los fondos buitre. De hecho, a través de la causa abierta de su Elliott Management Corporation -que administra activos por US$ 23.000 millones-, consiguió embargar en 2012 a la Fragata Libertad. Según publicó Cronista.com, lejos del rechazo que genera en el país por reclamar US$ 1.330 millones de capital más intereses, es muy respetado en los Estados Unidos, especialmente en Wall Street.

Los fondos más buitre liderados por Paul Singer reclaman US$ 1.330 millones ante la Justicia de Nueva York.

Abogado recibido en Harvard llegó a financiar la fallida campaña presidencial de Rudy Giuliani, ex intendente de Nueva York. Y a partir de la unión de su hijo con otro hombre donó más de US$ 12 millones para financiar campañas a favor del matrimonio igualitario a pesar de su abierto apoyo a lo más conservador de los republicanos: el Tea Party.

Negocia y cobrarás

Los “me too”, es decir, “yo también”, son bonistas que consiguieron 49 sentencias favorables por los que la Justicia de Nueva York le exigió a la Argentina que le pague en las mismas condiciones que a los fondos buitre liderados por Paul Singer. De esta manera, la deuda se elevó en US$ 6.150 millones más.

El juez de Nueva York, Thomas Griesa, igualó las condiciones de los fondos dialogistas con los buitres.

 Este sector es liderado por el fondo Bracebridge, con sede central en Boston, pero que llevó adelante su reclamo por US$ 1.121 millones desde su sede en el paraíso fiscal de las Islas Caimán. Entre los “me too”, que desean alcanzar un acuerdo con el país, se encuentran Lightwater Partners, Old Castle y GMO.