Menu Big Bang! News
Dinero Posponen las audiencias

Herencia buitre: Kicillof deja las negociaciones al nuevo gobierno

Los representantes legales en Nueva York le solicitaron al juez Thomas Griesa una prórroga debido a los “importantes cambios políticos” que se están produciendo en el país.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Se frenaron las negociaciones. El juez Thomas Griesa dio a lugar ayer a un pedido de los abogados argentinos en Nueva York a posponer las audiencias con los fondos buitres hasta las elecciones nacionales. “Se están produciendo cambios políticos muy importantes”, fue la explicación que dio Carmine Boccuzzi, el representante del estudio Cleary Gottilieb Steen & Hamilton que defiende al país.

El juez aceptó el pedido de posponer las negociaciones, pero sumó más bonistas a la demanda.

Según consignó Ámbito Financiero, el pedido tuvo lugar ayer por la tarde en el marco de las audiencias de conciliación establecidas por el tribunal estadounidense. Y, aunque en su resolución no mencionó a los comicios del próximo 22 de noviembre, Griesa aceptó la reanudación de las negociaciones “cuando ambas partes estén más preparadas”.

El gesto fue parcial. Si bien el juez aceptó el pedido argentino, también hubo un guiño para los holdouts al anunciar que se incluirá en la demanda al 100 por ciento de los ahorristas “me too” (yo también en inglés). De esta manera, la deuda original de USD1.330 millones ascenderá a USD9.500 millones.

Ahora, el nuevo gobierno deberá negociar un monto de 16 mil millones de dólares.

En caso de aplicar intereses, punitorios, gastos y multas, el monto total que deberá negociar el próximo gobierno será de USD16.000 millones.