Menu Big Bang! News
Dinero Economía al rojo vivo

Kicillof paga el Boden y llega a diciembre con escasas reservas

El pago de la deuda emitida en 2005 por Néstor Kirchner representaría una merma del 20 por ciento de las reservas, en caso de que todos los tenedores soliciten la liquidación total. ¿En cuánto quedarían las reservas líquidas para diciembre? Sólo 4.224 millones de dólares.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En jaque. El Gobierno afrontará hoy el pago de los 5.900 millones de dólares que corresponden al vencimiento del Boden 2015, la deuda que emitió en 2005 Néstor Kirchner. Para hacerlo y en caso de que los bonitas no acepten el “canje” por el Bonar 2020, el kirchnerismo deberá utilizar cerca del 20 por ciento de las reservas netas del Banco Central. Le dejaría sólo 4.224 millones disponibles a la próxima gestión.

El ministro de Economía anunció el viernes la emisión de nueva deuda para tentar a los bonistas.

Los números son críticos. Aunque se estima que el 10 por ciento de los títulos a pagar pertenecen al BCRA y de la ANSes (es decir, están en manos del Gobierno), el 90 restante se distribuye en tenedores privados que podrán elegir entre el cobro total de sus láminas o reinyectar ese dinero en un nuevo bono que emitirá mañana el ministro de Economía, Axel Kicillof.

Hoy se paga con completa normalidad y regularidad. Es un vencimiento de una magnitud abultada. Hubo inversores que nos dijeron que quieren reinvertir. Ante este pedido se va a ofrecer un bono nuevo, que es el Bonar 2020. A partir de mañana se va a abrir la licitación. Es decir, no es un canje. Esto lo hacemos a pedido de los inversionistas”, aclaró el titular del Palacio de Hacienda a Radio del Plata.

¿Por qué el oficialismo apuesta por el canje de láminas? Si un bonista acepta la propuesta y decide reinvertir el dinero que debería recibir como pago por el Bonar, el Gobierno no debería desembolsar esos dólares. En términos sencillos: en vez de pagar, el Estado le firmaría al acreedor un nuevo pagaré pero, esta vez, con vencimiento dentro de cinco años.

El Banco Central podría quedarse en diciembre sólo con 4.224 millones de dólares de reservas líquidas.

La dirección buscada por el Titular del Palacio de Hacienda es que los bonistas acepten el canje de sus títulos por el nuevo bono, cuyo interés anual se encuentra en ocho puntos, uno por encima del Boden 2015. El anuncio de la nueva emisión del Bonar fue realizada el viernes con vistas al pago de hoy.

“El año pasado, que llegamos a tener US$ 25.000 millones, estaban agitando el parche con el tema de las reservas. Vienen armando estas campañas

Ahora bien. Si los bonistas reclaman la totalidad del pago y no lo mantienen en el sistema financiero (seguiría en las arcas del Central), las reservas sufrirían su peor merma desde diciembre de 2005, año en el que el ex presidente Kirchner saldó en un sólo pago los 9.810 millones de dólares que el país le debía al Fondo Monetario Internacional.

La merma en el tesoro sólo fue superada con el pago al FMI realizado en 2005 por Néstor Kirchner.

Aunque las “secuelas” de la cancelación del bono se podrán precisar en los próximos días (todo dependerá de la decisión que tomen hoy los inversionistas), las proyecciones no son positivas. ¿El motivo? Pese a que la entidad presidida por Alejandro Vanoli registra un tesoro de 33.240 millones de dólares, sólo se pueden utilizar 12.500.

“La economía está dando señales de una reactivación bastante importante en muchos sectores. La inflación está desacelerándose

Las reservas líquidas: es decir, las reservas reales

Del total del tesoro, el Gobierno sólo dispone del 37.60 por ciento, debido a que gran parte del dinero que se contabiliza ya apartado para futuros pagos de obligaciones o no representa activos líquidos (bienes que pueden convertirse de inmediato en dinero).

El año pasado, que llegamos a tener US$ 25.000 millones, estaban agitando el parche con el tema de las reservas. Vienen armando estas campañas. Las reservas han venido creciendo durante este año y se han ubicado en los US$ 33.000 millones. La economía está dando señales de una reactivación bastante importante en muchos sectores. La inflación está desacelerándose”, advirtió Kicillof.

Ni los 10.000 millones del swap con China, ni los 8.000 de los depósitos encajes de empresas y familias, ni los 2.000 que pertenecen a los tenedores de títulos del canje de deuda frenado por el juez estadounidense Thomas Griesa pueden ser tomados en cuenta.

El Gobierno ya utilizó casi la totalidad del swap millonario con China y busca renegociar otra extensión.

De esta manera y, en caso de que los inversionistas reclamen el total de los pagos, el Gobierno pasará de tener 12.500 millones de dólares disponibles, a 6.600 millones. Pero eso no es todo, hoy vence también el BP 2015, bono bonaerense Buenos Aires, por el que el Banco Central ya informó haberle girado a la provincia 715 millones para afrontar el vencimiento.

Además, según consigna el diario Clarín, se estima que en lo que queda del año se deberán desembolsar cerca de 1.661 millones de dólares para saldar pagos en manos de acreedores locales y del extranjero. De esta manera y tras cumplir con todas las obligaciones, las reservas líquidas que el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner le dejará al de su sucesor serán sólo de 4.224 millones.

Audio

Axel Kicillof habló del pago del Boden 2015 y anticipó que se hará con "completa normalidad y regularidad". Fuente: Radio del Plata