Menu Big Bang! News
Dinero La situación empresarial

Las PyMes sufren: las tarifas de luz llegan con 600% de aumento

La Came difundió el primer "Monitoreo de Impacto Tarifario" sobre las pymes luego de la quita de los subsidios. Tuvieron incrementos en el precio del servicio que va del 123 por ciento al 600 por ciento. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) expresó su "preocupación" por los incrementos de las tarifas eléctricas en las pequeñas y medianas empresas (PyMES) de todo el país. De acuerdo con el "Primer monitoreo de Impacto Tarifario" (realizado a fines de marzo), las nuevas facturas llegaron con aumentos promedios de 123 por ciento, que en algunos casos llegan al 600 por ciento.

La industria se ve afectada por el incremento de las tarifas eléctricas.

"La quita de subsidios a la electricidad está impactando de lleno sobre los costos de producción de las PyMES, especialmente en el sector industrial, donde hay muchos rubros que realizan un consumo intensivo del recurso energético", señaló la entidad en un comunicado.

Las subas en las boletas de la luz, sector por sector

  • Industria

las nuevas boletas llegaron con un aumento promedio de 211,5 por ciento, aunque con un rango de variabilidad de entre 109,5 por ciento y el 635,1 por ciento.

  • Agropecuario

Este es otro de los sectores afectados. El incremento promedia el 123,4 por ciento, con variaciones muy altas: las subas arrancan en 35 por ciento y alcanzan al 248,5 por ciento.

  • Comercio y servicios

En el comercio las boletas llegaron con un aumento promedio del 103,8 por ciento, aunque con alteraciones de entre 22,9 por ciento y 250 por ciento según la localización geográfica, el tipo de comercio, y el tamaño del negocio.

Subas promedio de las nuevas boletas de luz. Cuadro: Came. 

¿De qué depende el aumento?

Came aseguró que el impacto de la quita de subsidios es muy diferente entre empresas. Depende de cuánto uso del recurso eléctrico se hace, su localización geográfica, o si ahorra o no ("premio" por ahorrar electricidad); y de otras más complejas, especialmente en la industria, como el "quantum’" de la contratación de potencia realizado, si se excede o no la productividad de la energía o la antigüedad del cableado interno.

Las subas en las boletas de la luz tuvieron incrementos que van del 123 por ciento al 600 por ciento. 

Estos detalles hacen que la tarea de cuantificar el impacto agregado de las subas tarifarias sea más difícil. A pesar de esto, Came realizó un monitoreo entre 500 comercios, industrias y empresas agropecuarias y llegó a la conclusión de que:

  • Para fines de marzo, el 48 por ciento de las PyMES ya había recibido las nuevas facturas con los aumentos.
  • 7 de cada 10 empresas consultadas recibieron las boletas con subas mayores al 100 por ciento y casi 3 de cada 10 de las empresas directamente tuvo incrementos superiores al 200 por ciento.
  • Las empresas más afectadas en esta ronda de aumentos son las PyMES de la región del Gran Buenos Aires (porque las tarifas estaban congeladas hace tiempo). La suba promedio de las empresas consultadas ascendió a 247,7 por ciento.
  • En el resto del país los crecimientos tarifarios también tuvieron incidencia. Si bien los porcentuales de variación en muchas zonas fueron menores, hace tiempo que en el interior los valores superaban en más de seis veces a los de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano. 
El sector agropecuario exhibió un aumento que va del 123,4 por ciento al 248,5 por ciento..

Para finalizar, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa indicó en el comunicado: "El reacomodamiento de los cuadros tarifarios era una medida necesaria, pero generará un alto costo para las Pymes porque las encuentra con caídas en las ventas, bajas en la producción y serios problemas de liquidez".