Menu Big Bang! News
Dinero Presupuesto 2017

Lluvia de deuda: el Gobierno acordó un préstamo de US$6.000 millones

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, buscará el próximo jueves US$ 7.000 millones más emitiendo bonos en dólares y pesos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El gobierno de Mauricio Macri acordó ayer un préstamo de US$ 6.000 millones con seis bancos internacionales que aportarán una sexta parte cada uno. Se trata del JP Morgan, Citi Bank, HSBC, Deutsche Bank, BBVA Francés y Santander. El "repo", el préstamo que tiene títulos públicos como garantía, será a 18 meses con una tasa de interés del 3,8% anual (tasa Libor + 290 puntos).

Mauricio Macri le toma juramento a Luis Caputo.

De esta manera, el flamante ministro de Finanzas, Luis Caputo, avanza en solucionar la necesidad del Gobierno de conseguir US$ 40.000 millones para garantizar el plan económico del 2017. De hecho, el presidente firmó ayer el Decreto 29/2017 por la que autoriza a esa cartera a emitir deuda externa por hasta la mitad de esa cantidad renunciando a la "defensa de inmunidad soberana".

El presidente, con sus nuevos ministros.

Este ingreso de dólares será el primero de una larga serie. Es más: el ministerio de Finanzas buscará el próximo jueves US$ 5.000 millones con bonos en dólares y US$ 2.000 millones con bonos en pesos en el mercado de capitales. Así, en una semana, conseguiría el 65% de sus necesidades financieras para todo el año.

El objetivo es evitar cualquier riesgo posterior a la asunción el 20 de enero del magnate republicano Donald Trump en los Estados Unidos. "Hoy hay que minimizar el riesgo de financiamiento", había avisado el martes Caputo cuando Macri le tomó juramento junto al flamante ministro de Hacienda, Nicolás Dujóvne, en la Casa Rosada.

Finalmente, organismos internacionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Mundial (BM) y Corporación Andina de Fomento (CAF), aportarán US$ 3.850 millones, lo que implicará la vuelta del país a la dependencia del FMI que tanto había evitado por diez años los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.