Menu Big Bang! News
Dinero Multan a Nordelta

Los ricos no piden permiso: multa para Nordelta por 300 casas clandestinas

Las construcciones fueron detectadas por el municipio de Tigre en la “ciudad pueblo” creada por el empresario Eduardo Costantini. Ostentosas viviendas y piletas que figuraban como baldíos fueron edificados sin aval municipal.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Unos $ 15 millones será lo que deberá pagar Nordelta, el barrio premium de Tigre, por permitir construcciones clandestinas dentro de algunos de los trece barrios que forman parte del emprendimiento inmobiliario. La sanción se efectiviza luego de que Nordelta se negó a regularizar la situación de los inmuebles, tras haber sido intimado por el municipio en diciembre pasado. Debido a ello se le aplicó una multa, tal como lo prevé el artículo 83 de la Ordenanza Fiscal 3494/15.

Lujosas piscinas clandestinas eran declaradas como terrenos baldíos.

A Nordelta le pesa ahora la figura de “defraudación fiscal”, al registrarse 311 construcciones no registradas en los barrios cerrados “Los Lagos”, “Yacht Club Nordelta” y “Lagos de Golf”. 

Durante diciembre pasado se realizó un operativo de fiscalización por parte de la Secretaría de Ingresos Públicos de Tigre, donde se dio cuenta 117.000 metros cuadrados de construcciones clandestinas y más de $ 7.000.000 de evasión tributaria, ya que se trataba de lujosas viviendas que figuraban como terrenos abandonados.

“Ninguna de las 311 construcciones relevadas tiene incorporados planos municipales”, indicaron desde la Municipalidad de Tigre “Tampoco se ha detectado ningún tipo de presentación o pagos de derechos de construcción”. 

Nordelta es responsable de las construcciones que se realizan en sus barrios.

La ciudad pueblo creada por Eduardo Costantini actúa como organismo regulador de las construcciones que se realizan dentro de los barrios. Por este motivo se supone el conocimiento de las obras que avanzaban sin la pertinente regulación municipal. Para la comuna, esta actitud “configura una conducta evasiva y ocultativa del pago de los derechos de construcción y de la correcta valuación de la propiedad involucrada”.

Por estas evasión, Tigre dejó de percibir $ 7.846.875. “Por tal circunstancia se toma la decisión de adoptar como multa la graduación del 200 % del valor del impuesto no ingresado, es decir  15.693.750.pesos”, concluyeron desde el municipio.