Menu Big Bang! News
Dinero Mercado móvil

Motorola: "Sólo el 3% de los smartphones que se venden en el país supera los US$ 400"

Germán Greco, gerente general de Motorola Mobility , habla de la evolución del segmento móvil en la Argentina. Nuevo productos, la posible llegada de la "manzanita" y las particulares estrategias de innovación del sector.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Para los de más de 40 es la marca de la radio del auto de papá, o del abuelo. Para los de 30 es sinónimo de Startac. Los más jóvenes la identifican con teléfonos inteligentes. Motorola es una marca con lo que los publicitarios denominan “recordación”. No es para menos: la empresa que nació como Galvin Manufacturing Corporation, en 1928, e hizo los walkie-talkies de las Guerras Mundiales e inventó el celular, entre otros hitos, está presente en el país desde 1958. Claro, en los últimos tiempos pasó por varios “cambios de manos”. 

En 2011, esta compañía de origen estadounidense se separó en dos: Motorola Mobility, que se quedó con el negocio móvil; y Motorola Solutions, que se hizo cargo del negocio más tradicional: radios y sistemas comunicación para empresas y gobiernos.

Greco en una de las presentaciones de la marca.

Mobility fue comprada meses después por Google, que pagó US$ 12.500 millones por la empresa y sus 17.000 patentes. Tres años después, a comienzos de 2014, Google la vendió a la china Lenovo, pero sin todas las patentes, en US$ 2.910 millones. Hoy, Motorola –Moto, en realidad– es una marca del Mobile Business Group de Lenovo.

A pesar de tantos cambios, Motorola sigue creciendo en el mercado móvil local. No le va nada mal: asegura ser el segundo vendedor (detrás de Samsung, que también lidera en ventas a nivel global), con un share de 19% y una estrategia de “pocos equipos, pero killers en su categoría”, como le define a BigBang Germán Greco, gerente general de la marca.

Moto Style, el último lanzamiento local.

La entrevista

BBN: Los teléfonos de las marcas líderes son más o menos parecidos, los sistemas operativos y las apps, también. ¿Por dónde pasa hoy la innovación para los fabricantes de móviles?

Greco: En la historia de la telefonía celular hay algunos grandes hitos, como los equipos clamshell (con tapita), los finitos, el iPhone y algún otro, y en el medio, mesetas en las que se destaca lo que se denomina “tecnología incremental”. Esto es sumar memoria, mejorar el procesador y cámara, tener pantallas más grandes. Es un poco más de lo mismo y eso hace que todo se comoditice. Para nosotros, la innovación hoy pasa por cosas más sencillas. Materiales y batería, por ejemplo. Que el usuario pueda hablar un día sin volver a cargar, o tener un sistema operativo puro, Android, en nuestro caso, que haga todo más simple. Las cámaras ya están: 21 megapixeles y listo, ¿para qué más? Pero se mejoran los lentes. 

Eso no necesariamente es innovación.

Es cierto. Nosotros, en los últimos dos o tres años, apostamos al diseño. 

¿Por ejemplo?

Lanzamos un smartwatch redondo premium que no tenía antecedentes. Fue un trabajo de dos años. Antes, los relojes inteligentes parecían teléfonos chicos. Hoy, otros nos siguen los pasos.

360 Sport, el reloj inteligente de la marca.

Pero el reloj es un dispositivo aparte, o un accesorio. No es una innovación del smartphone.

Le pusimos madera a un celular y somos los únicos que lo hicieron de manera ecológica y certificada. Tenemos un equipo con pantalla irrompible –el Moto X Force, que aún no llegó al país– que suple el principal problema de los equipos: la rotura de la pantalla. Se vende mucho en EE.UU. y es una alternativa al iPhone porque se cae y no se rompe. Hoy, innovar es solucionar problemas –baterías, pantallas– con equipos que cumplan todo esto y que sean más baratos. Igual, estamos trabajando con innovaciones en hardware, que no puedo revelar. Un problema de la industria es que muchas veces se hace equipos para ingenieros y no para consumidores. Es como la televisión 3D. La experiencia está buenísima, pero ¿cuántas veces te ponés los anteojos?

¿Cómo consume hoy el argentino equipos móviles?

La situación es particular porque con el nuevo Gobierno están cambiando algunas cosas a nivel paradigmas del marcado. El consumidor busca equipos de más pantalla y con mejor cámara. El argentino tiene un perfil más de media gama, en promedio. Por eso, nuestro Moto G, que es el smartphone más vendido de nuestra historia, y es un referente con el que todos se comparan. Moto E, que es más económico, fue el teléfono inteligente más vendido en el país en 2015. El cliente busca precio, pero no quiere resignar calidad. 

¿Cómo ve el mercado móvil?

Motorola produce equipos en Tierra del Fuego con Newsan, y nuestro plan es seguir haciéndolo. Nos adaptamos a las reglas del mercado. Por el momento no vemos cambios. Los impuestos por importación para el sector son altos y no siempre conviene traer equipos de afuera. El impuesto interno es casi 27% (7% desde para Tierra del Fuego) y sumando otros cargos se llega a 50%. 

¿Le tienen miedo a la llegada de Apple?

No. Pero por ahora no la vemos llegando al país. Si entra está claro que es porque cambiaron algunas políticas y definiciones generales para el mercado.

¿Qué impacto tendría?

Es un competidor fuerte a nivel mundial, sobre todo en Estados Unidos. También en la región. Mucha gente que viaja ya trae equipos de esa marca. Pero si se miran los costos de estos equipos más los costos de importación, es evidente que son productos muy caros. Y hoy, según el Sistema María de importaciones, sólo el 3 o 4% de los smartphones que se venden en el país corresponde a modelos de más de US$ 400.