Menu Big Bang! News
Dinero Números preocupantes

Otra vez las reservas en la mira: por qué caerán 10% si se acuerda con los buitres

La estrategia del Gobierno para pagarle a los fondos y no perder más reservas. La evolución del dólar, campo y reservas en febrero.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Cuando el Gobierno finalmente le pague a los fondos buitres, las reservas caerán inmediatamente un 10%. Es que el Banco Central cuenta como propios los US$ 2.500 millones del Fideicomiso Banco Nación que, una vez finalizado el “juicio del siglo”, podrán pasar a manos de los acreedores que sí aceptaron los canjes de 2005 y 2010. Un detalle de miles de millones de dólares.

Las reservas internacionales caerán 10% cuando los buitres acepten la oferta argentina.

Se trata de los pagos pendientes de los bonos Discount, Par y Global 17. El gobierno de Cristina Kirchner había decidido crear aquel fideicomiso para depositar los fondos correspondientes a esos pagos imposibilitados de ser cobrados por el “stay” impuesto por Thomas Griesa, el juez de Nueva York que le ordenó a la Argentina no pagar a los restructurados hasta no arreglar con los buitres.

Así, cuando el Congreso derogue la Ley 26.017 Cerrojo y la Ley 26.984 de Pago Soberano a cambio de que la Justicia de los Estados Unidos elimine el “stay”, las reservas, que ayer cerraron en US$ 24.064 millones, caerán US$ 2.500 millones. Esta es una de las razones por las cuales el Gobierno piensa emitir bonos por US$ 15.000 millones para no deteriorar los activos del Banco Central.

La Argentina emitiría bonos por US$ 15.000 millones para hacer frente al total de los reclamos de los buitres.

Los fondos buitre que tocaron la puerta del juzgado neoyorquino de Thomas Griesa reclamaron US$ 2.983 millones de capital y US$ 6.999 millones de intereses, es decir, US$ 9.982 millones en total, pero de extender el principio de acuerdo con los fondos “dialoguistas”, como EM Limited y Montreux Partners, los buitres recibirían US$ 6.500 millones.

El objetivo del Gobierno es que todos los acreedores que aún no fueron restructurados, es decir, 7,6% del total, acepten una quita del 25 % en los intereses, para reducir el reclamo de US$ 20.000 millones a US$ 15.000 millones. Pero, no sólo buscaría en el mercado los dólares necesarios para acabar con el “juicio del siglo” sino también para que las reservas superen los US$ 30.000 millones a largo plazo.

Economía “amarilla”

Mientras el Gobierno recibe señales positivas del exterior, se preocupa por la evolución de la economía nacional. Es que si bien el Banco Central había conseguido un préstamo exprés de US$ 5.000 millones hasta enero de 2017 para fortalecerse, las reservas internacionales no paran de caer en lo que va de febrero.

En los primeros 75 días de Cambiemos, el dólar pasó de casi $ 10 a superar los $ 15 en la city porteña.

Entre el lunes 1 de febrero y ayer, los activos de la máxima autoridad bancaria del país cayeron US$ 1.007 millones. En ese período, según la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-Cec), los productores agropecuarios aportaron sólo US$ 1.238 millones, es decir, US$ 95 millones diarios cuando el promedio desde la salida del “cepo” es de US$ 139 millones.

“Especulación verde”: las liquidación sojera cayó 33% en febrero en relación a diciembre y enero.

A partir de la contracción de la oferta de dólares sojeros y el aumento de la demanda de dólares importadores, en lo que va de febrero, el peso se devalúo 7%. Desde la salida del “cepo”, 56%. El presidente de la Federación Agraria, Omar Príncipe, en diálogo con BigBang, había acusado a los grandes productores sojeros: “Ellos son los especuladores”.