Menu Big Bang! News
Dinero Inversiones para todos y todas

Para ahorristas: los mejores tips para escapar a la inflación

Plazo fijo, dólar blue y Bonad 2017 son algunos de los instrumentos financieros para contrarrestar una posible devaluación. Cuáles podrían ser sus ganancias en cada caso. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Los argentinos, se sabe, confían cada vez menos en su moneda. Es que el “clima” electoral, la polémica por las reservas y la “guerra” de monedas, no ayudan.Por eso BigBang relevó las mejores opciones para los ahorristas para poder escapar de la inflación y mantener el valor del dinero.

Contexto complicado

La semana pasada, el presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, y la ministra de Economía bonaerense, Silvina Batakis, admitieron que las reservas internacionales son “insuficientes” para eliminar el cepo cambiario. Y, anteriormente, China y Brasil devaluaron fuertemente el yuan y el real para recuperar cierta competitividad frente a sus socios comerciales. Como si fuera poco, a falta de dos meses para saber quién será el próximo presidente, el dólar blue alcanzó el viernes el récord anual de $ 15,45 en la city porteña.

Los argentinos buscan alternativas de inversión para escaparle a la sostenida inflación.

Por eso, los trabajadores, que esperan una inflación del 22% para los próximos doce meses, según un informe de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT), analizan las alternativas de plazo fijo, dólar blue y el flamante Bonad 2017 para cuidar sus ahorros. 

En este marco, el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) analizó en exclusiva para BigBang sus probables rendimientos:

“La clave es considerar el rendimiento real -descontando la inflación- de las alternativas de inversión, explicó el director de Iaraf, Nadin Argañaraz.

Según este instituto, para los próximos doce meses se espera una inflación cercana al 27%. Por eso, mientras los bancos pagan alrededor del 24% por un plazo fijo anual, la evolución del dólar blue, de acuerdo a los mercados futuro Rofex, alcanzaría un 27% en el mismo período. En definitiva, el plazo fijo tendría un rendimiento negativo y el dólar blue, neutro. De esta manera, el ahorrista que invirtiera $ 10.000 obtendría en agosto del próximo año $ 2.400 y $ 2.700, respectivamente.

El flamante Bonad 2017 estará atado a la evolución del tipo de cambio oficial hasta el 22 de febrero de 2017.

El Gobierno lanzó el martes el Bono de la Nación Argentina vinculado al Dólar 0,75% vencimiento 2017 (Bonad 2017), es decir, un bono en pesos con 0,75% de interés anual aunque atado a la evolución del tipo de cambio oficial hasta el 22 de febrero de 2017. Y en un día consiguió hacerse de exactamente US$ 1.087.461.107. Según una estimación del Iaraf, si ese ahorrista prefiriera cuidarse de una posible devaluación del próximo gobierno a través de este bono, los $ 10.000 de hoy, considerando una depreciación del peso esperada de 27%, llegarían a ser en un año $ 12.830, es decir, la mejor de las tres alternativas.

A futuro

En el debut del Bonad 2017 en el mercado financiero, el precio de corte se fijó en US$ 106 por cada lámina de US$ 100 de valor nominal, es decir, que el mercado “apuesta” a que el próximo gobierno ajuste el tipo de cambio oficial un 35% anual.

En perspectiva

El plazo fijo le ha ganado al dólar blue en los últimos doce meses, pero ambos perdieron frente a la inflación.

El instituto que dirige Argañaraz también repasó los rendimientos de aquellos instrumentos financieros en el último año. El hipotético inversor de $ 10.000 hubiera ganado $ 2.000 a través de un plazo fijo y sólo $737 a través del dólar blue.

Es que con ese dinero inicial hubiera podido comprar en agosto de 2014 en la city porteña US$ 702 ($14,25 por cada dólar) y hoy se los hubieran recomprado en las cuevas aproximadamente a $ 15,30. Ambos rendimientos, de todas maneras, quedaron muy por debajo de la inflación de los últimos doce meses.

Para los inversores exclusivos, la opción por el oro fue una mala jugada. Es que mientras en agosto de 2014 se vendía a US$ 1.295,20 en el mercado de Nueva York, el viernes se negoció a US$ 1.153,80, desvalorizándose 10,91%.