Menu Big Bang! News
Dinero Economía

Por la inflación, el Gobierno tendrá que duplicar las reservas con deuda

La consultora Economía & Regiones publicó un informe que determina que el estado nacional deberá ser capaz de tomar esa deuda si quiere mantener su promesa de una inflación del 25%.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Controlar la inflación es posible, pero va a costar. Un estudio de la consultora privada Economía & Regiones asegura que para que el aumento de precios se mantenga dentro del 25% proyectado por el Gobierno, el país deberá poder endeudarse este año al menos por 23.600 millones de dólares.

¿Se le complican las cuentas a Prat-Gay? La inflación a 25 % no es una meta fácil.

El reporte sostiene que si la Argentina no accede a una línea de crédito, el Banco Central se verá obligado a “emitir más” pesos, por lo que se proyectaría un escenario de “mayor devaluación”, menor crecimiento de la economía y la pérdida del poder adquisitivo.

Dentro de las fuentes de financiamiento 2016, hay que contemplar que el BCRA emitiría 165.000 millones de pesos para financiar el Tesoro Nacional. Sin embargo, si no se accede a todo ese financiamiento, el BCRA terminaría emitiendo más”, sostiene la consultora.

Así, el informe concluyó que “cuánto menos deuda se pueda colocar y más tenga que emitir el Banco Central, más se alimentará este círculo negativo”.

El estado de las reservas

Según publicó BigBang, las reservas internacionales del BCRA cerraron en enero en 30.071 millones de dólares. Pero la entidad no puede usar su totalidad: la libre disponibilidad está entre el 52 y el 59% del total.

Según José Luis Espert, las reservas de libre disponibilidad están entre el 52 y el 59 %.

Las reservas líquidas, según relató a BigBang el economista José Luis Espert, serían US$ 5.000 millones provenientes del préstamo de siete bancos privados; los US$ 4.700 millones del swap chino en yuanes; los US$ 3.086 millones del swap chino en dólares; y los US$ 2.800 millones de derechos especiales de giro (DEG) del FMI. Además, sólo el 9 % sería propiedad del BCRA; el resto es deuda.