Menu Big Bang! News
Dinero Especuladores

Precios por "ascensor": las claves para entender por qué suben y no bajan

El Gobierno admite que trabaja contrarreloj para que los empresarios no aumenten más. El impacto de la devaluación. Empieza la presión gremial.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

“Estamos trabajando”. Los funcionarios nacionales insisten ante quienes quieran escucharlos que buscan acordar con el mercado para retrotraer los precios al nivel del 30 de noviembre. De lograrlo, sería la primera vez en décadas que sucedería en la Argentina. Por eso, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, reconoció que el Gobierno “trabaja para que no haya más aumentos”.

La devaluación del flamante gobierno fue una de las más anticipadas en la historia argentina.

Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Carlos de la Vega, se mostró escéptico en Radio La Red: “(La necesidad de retrotraer precios) se planteó muchas veces en los últimos 30 años, pero nunca se logró”. Y, por eso, fue prudente: “Los únicos precios que podrían bajar serían los de un dólar a 14, 15 o 16 pesos”.

Es que el dólar cerró el miércoles a $ 13,30 para la venta en el Banco Nación. Una semana antes, cuando se anunció la liberación del mercado de cambios, la divisa estadounidense estaba en $ 9,84. La devaluación del 35% fue menor a la ansiada del 50% por los oligopolios exportadores de materias primas que inciden en los precios internos.

Por qué bajarlos

  • No todos bienes y servicios son totalmente importados.
  • La devaluación fue menor a la reflejada en los aumentos de precios.
  • Retrotraer los precios al 30 de noviembre podría calmar las negociaciones paritarias.
  • Acordar nuevos precios desaceleraría la inflación y la emisión.
  • Recuperar parte del poder adquisitivo reactivaría el consumo.

Por qué no bajarlos

  • Los formadores de precios nunca reconocen su especulación.
  • No se sabe cómo evolucionará el dólar en los primeros meses del 2016.
  • Un ajuste vía devaluación implica que unos ganan lo que otros pierden.
  • Cambiemos cree en la libertad del mercado para fijar precios.
  • Casi ningún gobierno argentino logró que los empresarios retrotraigan los precios.

Por caso, el vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la Capital Federal, Alberto Williams, admitió que la carne aumentó 50% desde la devaluación del 17 de diciembre. “Lo que ha subido es muy difícil que baje”, se sinceró en Radio Rock & Pop.

Los cortes de carne aumentaron 15% más que la devaluación, pero no bajarían en los próximos días.

Finalmente, el secretario general de UPCN, Andrés Rodríguez, exigió al Gobierno que “tome medidas urgentes para retrotraer precios”. La Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) es un de los gremios que acuerda las paritarias de los trabajadores estatales con el Gobierno Nacional.

La defensa del poder adquisitivo podría ser una bandera común de las cinco centrales obreras.

Una buena: la pelea por el poder adquisitivo podría provocar que las cinco centrales obreras hagan causa común contra el ajuste en marcha. Como en los viejos tiempos.