Menu Big Bang! News
Dinero Déficit total

Ritmo feroz: el Gobierno se endeuda a razón de $ 1 millón por minuto

El ritmo del endeudamiento bruto se aceleró un 19,8% entre el primer semestres de 2015 y el mismo período del año pasado. La estrategia del Gobierno para reemplazar pasivos entre diferentes acreedores.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El tiempo vuela. Y lo que también vuela es el endeudamiento bruto del Estado. Por caso, los treinta minutos que una persona tarda en llegar en subte al trabajo, el Gobierno toma deuda por $ 28,7 millones.

Y en la hora en que ese trabajador tarda en volver a casa, el pasivo suma $ 57,4 millones más. Por cada día que pasa, entonces, el Estado se endeuda por $ 1.377 millones, que es lo mismo que decir que, por cada minuto que pasa, lo hace por $ 956.666. Casi un millón por minuto.

El Gobierno aceleró un 19,8% su endeudamiento bruto durante el primer semestre del 2015.

Así lo reveló un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf). En el primer semestre de 2015, el pasivo estatal alcanzó $ 249.521 millones, mientras que en el mismo período del año pasado había acumulado $ 208.281 millones. En los números se incluye tanto los nuevos compromisos en pesos como en dólares. De esta manera, el Gobierno aumentó 19,8% su ritmo de endeudamiento. El año pasado, se endeudaba en $ 798.552 por minuto.

El Gobierno se endeuda cada vez más para hacer frente al déficit fiscal y, a la vez, a la deuda externa.

Entre el primer semestre de 2013 y el mismo período de 2014, el endeudamiento bruto había escalado el 73%. Con diferentes variaciones, la tendencia se observa desde 2010. “El Gobierno toma deuda para financiar no sólo el déficit fiscal sino también las amortizaciones de capital de la deuda, según el Iaraf.

De esta manera se explica la lógica de la bandera del “desendeudamiento” avivada por Cristina Kirchner: el Gobierno aumenta sus pasivos internos para reducir los externos. Lo que antes se le debía al Fondo Monetario Internacional (FMI) o Club de París, ahora se le debe a la Anses o Banco Central.

El economista jefe de la Consultora Analytica, Martín Polo, explicó a BigBang la estrategia del Gobierno:

“No hubo desendeudamiento sino sustitución de financista.

Antes de la primera reestructuración de deuda, el pasivo entre diferentes áreas estatales representaba en 2005 menos del 8% del total y, además, sólo el 5% estaba nominada en pesos. Actualmente, en cambio, la deuda dentro de distintos organismos del Estado alcanza el 60% del total y, encima, la mitad está en moneda local.