Menu Big Bang! News
Dinero Amor ajustado

San Valentín gasolero: hubo más enamorados, pero gastaron menos

Según números de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, los incrementos se registraron porque hubo un mayor número de “enamorados”, aunque fueron cautos en los precios.  

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El amor en tiempos de inflación. Las ventas por el día de San Valentín aumentaron 1,3 por ciento, según estimaciones de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Los “románticos” gastaron un total de $452 millones y, a pesar de que “hubo más festejos”, se registraron “menos gastos por pareja”.

Más parejas se sumaron a San Valentín, pero consumieron menos. 

El comunicado detalló que 1,2 millones de personas festejaron San Valentín, con un gasto promedio de 365 pesos, de los cuales “casi un tercio se orientaron a servicios”. "Este año se estima que 1.239.000 personas habrán festejado, impulsando un incremento de 1,3 por ciento en las ventas de bienes y servicios vinculados a esa fecha frente al año pasado", expresó el organismo.

Las cenas, la opción más elegida por los enamorados. 

A pesar del incremento en las ventas, se detectó que las parejas gastaron menos que otros años. La inflación y la incertidumbre económica influyeron en la decisión de ser algo más cautos a la hora de hacerle un regalo a la pareja. “El gasto per cápita sólo creció un 21,7 por ciento, por debajo de la inflación anual, es decir, que si no fuera porque más gente participó, las ventas hubieran caído cerca del 3 por ciento", analizó.

Los bombones, un clásico que nunca pasa de moda entre los enamorados. 

En ese sentido, los servicios fueron los regalos más elegidos por las parejas. Los paseos, días de hoteles, cine, teatro o cenas encabezaron la lista de opciones para disfrutar de San Valentín.

"En el sector bienes, indumentaria y calzado tomó la delantera, seguida por rubros simbólicos del romanticismo como 'Flores y plantas', 'Bombones y golosinas', 'Perfumes', 'Lencería y ropa interior' o 'Bijouterie'", concluyó.