Menu Big Bang! News
Dinero Fuera de juego

Todo mal: EE.UU. confirma "castigo" al biodiésel local con impuestos de más de 70%

El gobierno de Donald Trump dispuso  derechos compensatorios de entre el 71,45% y 72,28% para las importaciones, luego de una investigación por presunto dumping. La palabra del Gobierno.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El gobierno de Estados Unidos dispuso  derechos compensatorios de entre el 71,45% y 72,28% para las importaciones de biodiésel argentino, luego de una investigación por presunto dumping de los productores argentinos; es decir por vender ese combustible a precios por debajo de lo normal. 

El impuesto compensatorio oscila entre el  71,45% y 72,28%.

La determinación del Departamento de Comercio de Estados Unidos se conoció luego de la denuncia que presentó la National Biodiesel Board (NBB), que nucléa a los productores de biodiésel de ese país, a principios de año.

Según indican los productores locales, esta medida deja al biodiésel argentino totalmente fuera del mercado norteamericano. Antes de ratificarse esta medida, la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), calificó de "sin fundamento" la nueva sanción de los Estados Unidos contra el producto argentino. También la consideró "carente de racionalidad".

"La industria de Estados Unidos está teniendo ganancias extraordinarias gracias a estas medidas, ya que ahora monopoliza el mercado. Nuestro biodiésel es el más competitivo del mundo, sin subsidios ni prácticas distorsivas, y lamentamos que esta medida genere el encarecimiento del diésel en Estados Unidos dado que sus transportistas pagarán más caro por el biodiésel tras haberse eliminado la competencia," dijo a La Nación Luis Zubizarreta, presidente de Carbio.

Granos: más complicada la expotación.

Antes que se ratificara la decisión, Cancillería habían advertido que se evaluaba "con firmeza" la posibilidad de recurrir a la Organización Mundial de Comercio (OMC). "Primero hay que cumplir con una serie de procedimientos legales en Estados Unidos, pero el tema está en evaluación", expresaron desde Cancillería.
Argentina tiene como antecedente haber ganado en la OMC una controversia similar con la Unión Europea, que había impuesto derechos compensatorios a las importaciones de biodiésel argentino también por alegar dumping.

La controversia, en ese entonces, se había originado luego de que, en noviembre de 2013, la Unión Europea impusiera un derecho compensatorio de 24,6%. Recién en octubre del año pasado la organización determinó en segunda y última instancia que esa medida era incompatible con varios artículos del Acuerdo Antidumping, entre ellos el referido al cálculo de costos de producción para determinar la existencia de tal delito.

La Cancillería emitió un comunicado

BIODIESEL: DETERMINACIÓN FINAL DEL DEPARTAMENTO DE COMERCIO DE EEUU SOBRE ALEGADAS SUBVENCIONES A LAS IMPORTACIONES ARGENTINAS 

En el día de la fecha, el Departamento de Comercio de los Estados Unidos anunció la determinación final de existencia de alegadas subvenciones en la investigación iniciada a las importaciones de biodiesel provenientes de Argentina y estableció márgenes de subsidios en niveles incluso superiores a los fijados preliminarmente.

 

El Gobierno argentino reitera que no subsidia en forma alguna la producción o exportación de biodiesel. Los derechos de exportación aplicados al poroto de soja no constituyen de ninguna manera un subsidio en términos de las normas de comercio internacional.

 

Durante los últimos días se intensificaron las tratativas bilaterales entre ambos gobiernos y los respectivos sectores privados involucrados para lograr un acuerdo que suspenda tanto la investigación antidumping como las alegadas subvenciones. Lamentablemente, estos esfuerzos se vieron frustrados frente a la falta de voluntad de llegar a un acuerdo por parte de la industria estadounidense, que se colocó en una postura que resultó inaceptable, amparada por derechos preliminares injustificadamente elevados.

 

Queda ahora abierta la fase de la investigación donde la industria estadounidense deberá probar ante la Comisión de Comercio Internacional (USTIC) que las importaciones argentinas le causaron daño o amenazan con provocarlo. En este sentido, cabe hacer notar que todos los indicadores de dicha industria son positivos y, lejos de demostrar perjuicio alguno causado por las importaciones argentinas, evidencian una actividad muy rentable. 

 

El Gobierno argentino continuará defendiendo los intereses de sus exportadores en la fase final de la investigación sobre subsidios, así como la deantidumping. Si la Comisión de Comercio Internacional no revirtiera esta decisión, el Gobierno argentino se reserva el derecho de recurrir al mecanismo de solución de diferencias de la OMC.