Menu Big Bang! News
Política Tribunales

Cómo fue la interna en Comodoro Py, horas antes de la detención de Lázaro

Así se vivió en el juzgado de Casanello el día en el que el juez federal terminó ordenando la detención del empresario patagónico. Una orden que llegó antes de lo que todos esperaban.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

 

El escenario es el peor. Mientras esta tarde se especulaba con la detención de Lázaro Báez en próximo jueves, el juez Sebastián Casanello se adelantó y ordeno que el empresario quede preso minutos antes de las 18, ni bien aterrizó en un avión privado en el Aeropuerto de San Fernando.

El empresario patagónico deberá declarar en los tribunales de Comodoro Py en el marco de la causa que lo investiga por lavado de dinero y es casi un hecho que quedará preso. 

Así, corre el mismo destino, quizá anticipado, que le tocó a Ricardo Jaime, quien hoy fue transferido al penal de Ezeiza. Báez es el segundo preso del macrismo. Eso fue por lo menos lo que le comunicó su abogado hace unos días y lo que dejan trascender en los pasillos del juzgado a cargo de Casanello, el juez de de la causa, tal como adelantó el diario Perfil el domingo.

Casanello, a cargo de la causa Báez.

Pero además, a medida que pasan los días, se supo que el propio juez casi no tiene otro camino que pedir la detención del empresario –sospechado de ser testaferro del matrimonio Kirchner– una vez que termine de ser indagado en su juzgado. “Si lo mete preso, además, va a tener el respaldo político y social de la gente. No le queda otra”, aclaran en tribunales.

Un empresario con el que habló por teléfono hace algunas horas reconoció que Lázaro le confesó que sabe que “lo van a meter preso”. Existe otra mala noticia para el más emblemático de los empresarios kirchneristas: es muy posible que su hijo, Martín Báez, también quede detenido luego de ser indagado al otro día, el próximo viernes.

No contará con mucha mejor suerte su contador, Daniel Pérez Gadín, que aparece en los videos de La Rosadita contando dólares y brindado con whiskey con el hijo del empresario. Los finacistas y valijeros, Federico Elaskar y Leonardo Fariña, que ya están procesados, también fueron citados para el jueves y viernes para ampliar sus indagatorias.

 

Hoy, el diario La Nación dejó trascender que el oscuro estudio Mossack Fonseca –el mismo que hizo estallar los #PanamáPapers al revelar cientos de empresas en paraísos fiscales de los hombre más poderosos del mundo– ocultó información vinculada a posibles empresas de Lázaro y Cristóbal López en Nevada. El objetivo, que el entramado de sociedades nunca sea detectados por los fondos buitre que van a por las cuentas de los empresarios insignia del kirchnerismo.

Quienes frecuentan los Tribunales federales de Comodoro Py revelan que el movimiento de los últimos días, sobre todo hoy, en el despacho de Sebastián Casanello, es intenso. Su juzgado está en ebullición. “Los abogados salen blancos, saben que se viene una mala noticia”, reconstruye uno de los que estuvieron esta mañana en Tribunales.

Báez fue citado como testigo.
Báez quedaría detenido luego de declarar.

Lázaro es investigado por lavado de activos, un delito algo muy difícil de comprobar, pero que de probarse, contempla una pena de hasta diez años de prisión y de cumplimiento efectivo, es decir, que no puede quedar en suspenso. El Juez, dadas las circunstancias y los nuevos vientos políticos, puede argumentar no sólo que hay riesgo de que Lázaro se fugue sino que, dados sus innumerables recursos, puede entorpecer la investigación.

Su detención es todo un mensaje a casi cuatro meses del cambio de Gobierno: la misma Justicia que investigó durante años sin grandes avances a Lázaro, ahora lo pone tras las rejas. Nunca quedó más claro el agudo olfato político de los jueces.