Menu Big Bang! News
Show Murió a los 88 años

Alejandro Romay, el Zar que inventó todo en la televisión

Periodista, locutor y animador, fue uno de los “inventores” de la televisión, creador de programas y estrellas del firmamento televisivo. También produjo teatro. Se fue uno de los padres de la tele argentina. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

A los 88 años murió Alejandro Romay, nacido en Tucumán en 1927 con el nombre de Alejandro Argentino Saúl, el histórico dueño y productor de Canal 9. Fue una de las figuras clave de la televisión argentina. Tanto que él mismo se ufanaba de cada una de sus creaciones, que fueron muchas. Desde sus oficinas en la calle Gelly 3378, el “Canal de la Palomita” (como se conocía al 9) fue el más popular entre 1970 y 1990. 

En Mercado Libre se vende su libro de poemas llamado “Soliloquios”. 

A fines de 1963 asumió como director de canal 9, convirtiéndose en uno de sus principales accionistas. Le cambió el nombre a la emisora, agregándole Libertad al nombre original. Canal 9 Libertad estaba orientado a temas masivos y populares. Este video de 1966 es una perla. En él se ve a un joven Romay al momento de anunciar que levanta del aire un programa periodístico llamado “Derecho a réplica”. Se define a sí mismo como “periodista, locutor y animador, que eso soy”.

Durante la década del setenta emigró a Puerto Rico, donde continuó dedicándose al rubro Medios. Volvió en 1983, junto con la democracia, y creó Telearte. Además de Canal 9, fue creador de Radio Libertad y tuvo el Teatro Nacional. Entre sus creaciones televisivas destacan programas de la talla de “Música en Libertad”, “Alta comedia”, “Almorzando con Mirtha Legrand” (fue el primero que televisó los legendarios programas de Chiquita), “Hola Susana”, “El hombre que volvió de la muerte”, “Titanes en el ring”, “Feliz Domingo” y “Simplemente María”, entre otros. También “Nuevediario”, el noticiero que paralizaba al país y que supo tener como figura al recordado José de Zer .

Cuando lo ameritaba, el “Zar” no dudaba en ponerse al frente del noticiero o de transmisiones como el repechaje que la selección argentina jugó contra Australia por un lugar en el Mundial 1994. Corría el año ´93, Diego Maradona volvía al equipo nacional después de su sanción por dóping y la albiceleste jugaba a las 5 de la madrugada contra el equipo de Oceanía. La transmisión comenzó antes de las 22 y se estiró hasta después del partido. “Don Alejandro” la encabezó:

Además de programas, también tenía talento para detectar figuras. Fue uno de los “inventores” de Natalia Oreiro, Pablo Echarri o Paola Krum, entre otros. Romay era un dueño cercano a sus empleados. Fue el encargado de presentar a los argentinos nada menos que a Luis Miguel, a quien presentó como Luisito y definió como "un ganador al que siento como a un hijo mío”. Lo entrevistó a los pocos días después de ganar su primer Premio Grammy.

Pasaba largas horas en los estudios de la calle Gelly y generaba una imagen paternalista entre su gente. Aun hoy se recuerda la entrega de los Premios Nueve de Oro. El dueño del canal entregaba distinciones a las figuras de su canal. 

Silvia Soldán y Silvia Suller. “Grandes Valores del Tango” recibe el 9 de Oro. 

​Dueño de un histrionismo muy particular, no le temía al ridículo. Bailó, se disfrazó, entrevistó, ponderó, bajó línea, pero sobre todo entretuvo a los televidentes. Y se divirtió. ​Es recordado el video en que recomienda tener cuidado con los fuegos artificiales y finaliza el discurso con un consejo: “Cuidado con la cañita pescadora”.

En “Movete con Georgina”, conducido por Georgina Barbarossa, no tuvo problemas en lanzarse a bailar salsa. Con Leticia Brédice de invitada, Romay se sumó a las clases del ritmo caribeño. Primero con timidez, después con giros frenéricos y auténtico sabor.

 

Para fin de año 96-97, Romay tuvo una ocurrencia: disfrazar y disfrazarse de duendes navideños. Se puede ver a todas las figuras del canal de ese año (vale la pena detenerse a mirar quiénes son) creando juguetes. El concepto era “crear juguetes para los niños necesitados”. Por supuesto, se reservó el rol de Rey, quien está encargado de brindar con Papá Noel al final del spot. Ciento por ciento recomendado. 

El velatorio será en su teatro -El Nacional- a partir de las 19. Por ese motivo se suspende la función de “Más respeto que soy tu madre”.