Menu Big Bang! News
Show Está nominada

Angie, la más odiada dentro y fuera de la casa de GH

La casa estalla gala tras gala. Se volvió una costumbre que en vivo los hermanitos peleen y discutan, incluso antes de la nominación. Ayer quedó expuesta Angie, quien discutió con varios participantes y se transformó en la enemiga número uno de los chicos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Angie entró al juego mucho tiempo después que el resto, pero le bastó un par de semanas para comenzar a protagonizar conflictos. Incluso se ganó el “odio” de algunos de sus compañeros. Al nivel de ocupar el lugar de Matías, el menos querido de la casa.

Ya estuvo en placa en la gala anterior -por romper el aislamiento- y ayer nuevamente quedó nominada, pero esta vez por los votos de los que comparten con ella la casa.

Angie contra todos.

Luego de un enfrentamiento con Marian y Brian, que incluyó a Francisco, la oriunda de Paraguay dijo a los gritos que ella vino a jugar, mientras sacudía su pelo y agitaba un corrector de ojeras que no soltó en ningún momento de las peleas. 

De inmediato los seguidores del programa y los integrantes de los club de fans de Marian y Brian comenzaron a repudiar los dichos de Angie y se organizaron para votarla y lograr que se vaya de la casa.

Tanto Marian como Brian la señalaron de que contando su historia de “familia humilde” que vive en la villa refuerza su estrategia de hacerse la “pobrecita” para ganarse al público. A lo que Angie respondió que si bien podría contar más detalles de su vida que conmoverían al público pero elige no hacerlo. Como se conoce, la joven trabaja en una agrupación que ayuda grandes y niños con comida, donaciones y atención. 

Lo curioso es que en pocas semanas, la participante fue bienvenida y aceptada por todos desde un comienzo pero en pocos días todo cambió y la evitan como lo hacían con Matías al comienzo del juego. 

Ama la cocina y hace tortas para sus seres queridos.

En la casa su panorama es distinto. Angie esta casi todo el tiempo sola y si habla con Matías, es para armar estrategias del juego. Marian asegura que Angie “sólo duerme, come y se queja de todo”. 

Angie con su look callejero.

Lo cierto es que Angie cambió, ya no se calla nada y quiere jugar fuerte. Es como si la participante haya entendido que debe jugar para afuera y para adentro. Mejoró su imagen e intenta producir movimiento en la casa con la esperanza de agradar a los fans del reality.