Menu Big Bang! News
Show GASTÓN GRANDE

Aventurero y fanático de los fierros, el perfil del nuevo novio de Juanita Viale

El actor de 37 años debutó en 2002 con “Rebelde Way”, y participó en ciclos como “Costumbres argentinas”, “Los Roldán”, “Sos mi hombre” y “Maparida”, donde conoció a Juana. Amante de las motos, corrió con una en el Dakar.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Indómito y rebelde como su espíritu, el corazón de Juanita Viale ya no pertenece más a Diógenes, el hermano de María Vázquez, y, tal cual lo adelanta Paparazzi en su edición de esta semana, tiene nuevo dueño: el actor Gastón Grande.

Con 37 años, Grande debutó como actor en 2002 en “Rebelde Way”, cuando su personaje, Joaquín Arias Parrondo, eclipsó con sus ojos celestes a los personajes de Luisana Lopilato y Camila Bordonaba.

Gastón empezó su carrera en “Rebelde Way”. 

Con el correr de los años siguió construyendo poco a poco, y con bajo perfil, su carrera televisiva, donde participó en ficciones como “Costumbres Argentinas” (2003), “Los Roldán” (2004), “Media Falta” (2006), “Romeo y Julieta” (2007), “Sos mi hombre” (2012) y “Somos familia” (2014), entre otros ciclos.

Sin embargo, uno de sus trabajos los compartió con la que ahora ríe a su lado con mirada enamorada: en 2010 tuvo uno de los papeles más importantes de su carrera al interpretar a Moro en la telenovela “Malparida”, que protagonizó Juanita Viale por la pantalla de El Trece. Todo un antecedente…

Grande además tuvo un coqueteo con la pantalla grande cuando participó de la secuela de “Esperando la Carroza 2”, que se estrenó en 2009. Y también le dijo que sí a Gerardo Sofovich para hacer teatro en Carlos Paz, donde en 2011 fue parte del elenco de “Flor de Pito”, la obra que protagonizó Nazarena Vélez. Allí interpretó al personaje de Doctor Chocho, que le valió el Premio Carlos en la terna “Mejor Actor en Comedia”.

fierrero

Pero por fuera de las cámaras, los reflectores y la magia de la televisión, Gastón da rienda suelta a sus otras pasiones: los deportes extremos y los fierros. Además de practicar innumerables actividades extremas acuáticas, el nuevo amor de Juanita es un fanático de los motores, especialmente de las motos. A tal punto llega su fanatismo que en 2013 participó del Dakar con su propia motocicleta.

Fanático de las motos, participó en la edición 2013 del Dakar. 
Al actor le gusta compartir sus selfies haciendo deporte. 

 

Grande es también amante de los deportes extremos. 

Al parecer, un perfil de personalidad que se condice con el de Juanita. Habrá que ver, entonces, si esa combinación en principio explosiva logra perdurar a lo largo del tiempo, o si se trata de otra relación pasajera en el currículum amoroso de la nieta de Mirtha.