Menu Big Bang! News
Show Otro escándalo en Hollywood

Banderas, Griffith y una separación con una fortuna en juego

La pareja, que se divorció en junio de 2014, acordó la división de bienes. Mansiones, obras de arte y hasta una jugosa mensualidad para la rubia de Hollywood.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Luego de 18 años de matrimonio, Antonio Banderas y Melanie Griffith acordaron en las últimas semanas la división de bienes del divorcio que iniciaron en junio del año pasado. La pareja, que durante muchos años ostentó el título de “la más estable de Hollywood”, dividió su fortuna de forma pacífica.

Melanie y Antonio junto a su hija de 19 años, Stella.

Según consignó el portal estadounidense TMZ, el actor español y la rubia habían firmado un acuerdo prenupcial, por lo que el patrimonio de ambos, que en conjunto asciende a los 60 millones de dólares, se mantiene inalterado. Sin embargo y en señal de buena fe, Banderas accedió a pagar una pensión mensual de 65 mil dólares a su ex mujer.

Además, Griffith se quedó con un dibujo original de Pablo Picasso y otro de Diego Rivera, así como también la mansión de Aspen que ya puso a la venta. La propiedad cuenta con su propia pista de esquí privada, siete habitaciones, una casa de huéspedes, una cabaña adicional y una zona diseñada para hacer fogatas en el bosque. ¿Su valor? 8.9 millones de dólares.

“La gaviota”, ubicada en Marbella, tiene nueve dormitorios y casi dos mil metros de jardín.

En tanto, Banderas mantendrá “La gaviota”, la residencia familiar de Marbella, en la que el matrimonio solía pasar todos los veranos. La mansión, ubicada en el exclusivo barrio residencial Los Manteros, tiene vista al mar, nueve dormitorios y casi dos mil metros cuadrados de jardín. ¿Su valor? Cerca de los 5 millones de euros.

La mansión de Los Ángeles tiene siete dormitorios, gimnasio, pileta, solarium y ascensor.
Por último, los actores acordaron la división equitativa de los 16.1 millones de dólares que pretenden obtener de la venta de su mansión ubicada en Hancock Park, Los Ángeles. La propiedad, adquirida por ambos en 1999, cuenta con siete dormitorios, diez baños, biblioteca, ascensor, cuatro chimeneas, gimnasio, pileta, solárium, sistema de seguridad de última generación y escaleras de piedra.