Menu Big Bang! News
Show después del confesionario

Bomba en Gran Hermano: Camila abandonó la casa

Dejó el reality en medio de rumores de una fuerte crisis nerviosa. Había vuelto en un repechaje exprés, pero algunos errores en su estrategia la terminaron alejando de los dos grupos dominantes.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Camila tuvo un regreso fugaz a Gran Hermano. Luego de casi dos meses afuera de la casa, volvió como la más votada en un repechaje exprés, pero la presión resultó demasiado fuerte y hoy tomó la decisión de abandonar el programa.

Así se lo confirmaron a BigBang fuentes de reality. “Ya no aguantaba más. Llegó a la casa pensado que la iba a encontrar como la había dejado, pero no la toleró. Estaba en un nivel de competición muy extremo”.

No le gustó para nada el tema del orden y de los maltratos entre los dos grupos. Pensó que se lo iba a aguantar pero la casa le ganó. Habló en el confesionario con Gran Hermano, tuvo la contención psicológica y finalmente no hubo manera de retenerla. Sus compañeros, especialmente Belén, la ayudaron a armar la valija y se fue”, completó la misma fuente.

Al reingresar, su estrategia había sido coquetear con los dos grupos de la casa -con Mariano y Francisco como referentes- para meterse en la final, pero no funcionó.

Demasiada presión para Camila.

A menos de 24 horas de haber entrado, fue sancionada por contar información del exterior. Dijo que había sido la que más votos reunió para volver al juego. 

Hace cuatro días, este sitio adelantó que Camila estaba más fastidiosa que nunca, quejándose por muchas situaciones.

Este sábado empezaron a circular los rumores de que entró a los gritos al confesionario para pedir que le abrieran la puerta e irse. Francisco le habría dicho a Eloy: "¿Escuchaste? Camila gritando en el confesionario, 'hijos de puta, ábranme, me quiero ir'".

Camila se mostró fastidiosa en su regreso.

También contó que su compañera llevaba cinco días sin dormir. Más tarde, aseguraron varios usuarios de las redes sociales, se escuchó una voz en off: "Me quiero ir, voy a terminar rompiendo un vidrio, me chupa un huevo".