Menu Big Bang! News
Show Farándula

Brian Lanzelotta: "Antes del reality, las chicas me veían y cruzaban de vereda"

A casi dos años de su paso por Gran Hermano, está cumpliendo todos sus sueños. Con "los pies en la tierra", cuenta cómo se siente con la fama y asegura que ahora es realmente feliz. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

"Quiero entrar a la casa de Gran Hermano porque quiero cambiar mi vida social y económica", había dicho Brian Lanzelotta en el casting del reality de América TV. Y, luego de desear esto por tantos años, sus sueños se hicieron realidad. 

Brian, de Gran Hermano a cumplir sus sueños con la música.

Hace casi dos años su vida cambió rotundamente. Ya no tiene que buscar trabajos aburridos para ganar algo de dinero. Ahora hace lo que realmente le gusta: cantar.

 Todo empezó la noche del 29 de abril de 2015, cuando entró en la casa de Gran Hermano, reality que utilizó como "trampolín" para llegar a cumplir todos sus sueños. "Hace dos años atrás estaba limpiando secadores de piso. Jamás imaginé que mi vida podía cambiar de esta manera. Ahora hago lo que amo", cuenta Brian, siempre humilde y "con los pies en la tierra".

El cantante está viviendo el mejor momento de su vida.

El cantante lo tiene en cuenta: es uno de los "tocados con la varita mágica". No es fácil llegar a los medios de comunicación pero tampoco es casualidad que de la edición de Gran Hermano 2015, fue uno de los pocos que se mantuvo y "no desapareció". Su gran talento para la música y la humildad que lo caracteriza ayudaron a que siga por el camino de su sueño.

Pero ¿es fácil pasar de ser un completo desconocido a un famoso seguido por miles de fanáticos? ¿Se puede seguir siendo la misma persona? Brian dialogó con BigBang y contó cómo cambió su vida a casi dos años de entrar en la casa de Gran Hermano.

-¿Cómo cambió tu vida luego de tu paso por Gran Hermano?

- Mi vida cambió completamente. Yo como persona no cambié nada. Sigo viviendo en La Tablada (localidad del partido de La Matanza, zona oeste), mi barrio de toda la vida. Gracias a mi trabajo me pude alquilar una casa frente a la casa donde viví siempre. Gracias a Gran Hermano ahora hago lo que quiero, que es cantar. Hace dos años atrás estaba limpiando secadores de piso. Jamás imaginé que mi vida podía cambiar de esta manera".

-¿Qué diferencias notas?

- Yo sigo siendo el mismo, sigo viviendo en La Tablada y sigo teniendo los mismo amigos. Esto lo busque para cambiar mi vida. Lo que si la fama tiene su plus. Ponele, antes tenía auto pero no me iba de vacaciones, me costaba mucho más ahorrar dinero. Siempre hice los trabajos a pulmón, con sacrificio. Cuando salí de la casa pude empezar a trabajar mejor, me pude comprar un autito un poquito más lindo. Ahora me levanto feliz porque hago lo que realmente amo. 

Brian, a casi dos años de entrar a la casa de Gran Hermano: "Ahora hago lo que amo".

-¿Qué te gusta de la fama?

-De repente me metí en una casa y cuando salí todo el mundo me conocía, decían mi nombre. Es muy loco que entres siendo un completo desconocido y que a los pocos meses todo el mundo te conozca. Lo que más me gusta de la fama es el amor de la gente y que me permite trabajar con la música, que es lo que siempre soñé. Nunca pensé que iba a poder decir "vivo de la música". Muchas veces me levanto y agradezco todo lo que me está sucediendo. No lo puedo creer, es como un sueño hecho realidad. 

-Así como hay cosas que te gustan de la fama, seguramente también hay cosas que no te gustan...

-Lo feo es la exposición es que hablen de vos, que opinen sobre cosas que no son reales. Me molesta que los medios inventen cosas, que supongan e imaginen cosas de mi privacidad. Pero como siempre digo, esperé toda mi vida por esto, siempre quise vivir de la música. Entonces lo malo no supera a todo lo bueno que vivo día a día. Para mi, sigue valiendo la pena la vida que tengo actualmente.

 

El "rastayankee" jajaj como domina el ingles @salvacolman @eloylanzzelotta @luckascaballero

Una publicación compartida de BRYAN LANZELOTTA (@bryanoficialok) el

-¿Te gustaría dejar todo y volver a ser un completo desconocido, volver a vivir esa tranquilidad que tal vez la fama no te permite?

- No podría dejarlo. Igual si un dia se acaba porque ya estoy pasado de moda no me pondría mal. Tendré que volver a mi vida normal, tengo los pies sobre la tierra.

-¿Hay personas que piensan que te la creíste?

- Cuido todo lo que tengo porque se lo que me costó. Voy por la calle y la gente me dice 'mira antes trabajabas en una fabrica y mirá todo lo que tenes ahora', como refregándome por la cara todo lo que conseguí con laburo. Yo no cambié, nadie sabe todo el sacrificio que hice para conseguir lo que hoy en día tengo.

 

Ya hicimos prueba de sonido está todo ok en un ratito cerrando el programa de la chiqui @mirthalegrand

Una publicación compartida de BRYAN LANZELOTTA (@bryanoficialok) el

¿Qué fue todo lo que hiciste?

- El reality te muestra el camino, te ayuda pero después es uno el que tiene que mantenerse en el medio. Nosotros tuvimos la puerta rápida para darnos a conocer pero después tuvimos que esforzarnos para qudarnos. Fijate que no son muchos los que permanecieron en los medios.

Pasaste a tener una vida totalmente diferente...

- Si, eso es cierto pero igual intento vivir el día a día. Sé que soy un privilegiado de poder trabajar de lo que amo. Ahora me muevo por mi cuenta y ya no dependo de nadie.

 

De gira por la matanza, q fiestaaaa

Una publicación compartida de BRYAN LANZELOTTA (@bryanoficialok) el

¿Qué proyectos tenés para este año?

- El 14 de diciembre saqué el segundo material del teatro Gran Rex. Ahora tenemos que darle difusión al segundo disco del Teatro colonial que se llama "Brian Lanzelotta: es posible". Además, tenemos las giras de todos los fines de semana, que por suerte nos está yendo muy bien. Tan bien que ya tenemos todas las fechas para abril.

 

Después de un gran finde recién abro los ojos necesito dormir más pero hay q levantarse hay q lavar la ropa jajajajaja

Una publicación compartida de BRYAN LANZELOTTA (@bryanoficialok) el

Además de ayudarte con la música, el reality también te hizo conocer el amor...

- La verdad es que Marian (Farjat) es una gran mujer. Antes de entrar al reality estaba soltero, las chicas me veían y se cruzaban de vereda. La televisión hace magia (risas).

¿Cómo están las cosas con Marian?

-A pesar de las peleas de pareja, estamos muy bien. Volvimos a apostar por el amor. Ella es muy chica, está aprendiendo y últimamente nos estamos llevando muy bien. Cada uno tiene su casa (él en Tablada, ella en Palermo), pero vivimos juntos: algunos días de la semana ella está en mi casa y otros días yo me voy a su departamento.

 

El rap de @marianfarjat y @bryanoficialok jajajajajaja tamos lokos

Una publicación compartida de BRYAN LANZELOTTA (@bryanoficialok) el

 

"Doy por finalizada mi relación con Fran Delgado. Prefiero no tener ese tipo de vínculos en mi vida.

-¿Tienen planes de casamiento?

-Yo no tengo planes de casarme. Sé que a ella le copa la idea pero somos muy chicos y estamos enfocados en nuestros trabajos. 

-Luego de la pelea que protagonizaron en "Urbano bar" de General Roca, Rio Negro ¿Cómo quedaron las cosas con Francisco Delgado?

-Quedó todo en la nada. Él hace su vida y yo la mía. Después del cruce que tuvimos no volvimos a hablar. Igual, la verdad, yo ya doy por finalizada mi relación con él. Prefiero no tener ese tipo de vínculos en mi vida.

 

Era muy chiquitoooo jajajajajaja

Una publicación compartida de BRYAN LANZELOTTA (@bryanoficialok) el

-¿Qué le recomendás a las personas que, a pesar de que la están luchando, no logran cumplir su sueño?

-Yo siempre digo que a mi me costó mucho poder vivir de lo que amo. Nadie me regaló nada, siempre hice las cosas con mucho amor y sacrificio. Tuve la suerte de entrar a Gran Hermano y llegar más rápido a lo que siempre soñé. A los que tienen un sueño por cumplir le recomiendo que no bajen los brazos, que sigan, que tarde o temprano siempre llega. Nada viene gratis. Yo me cansé de golpear puertas, de intentar y realmente no se me daba. Pero no por eso me rendí. Siempre pensé: cuanto mas difícil es el camino, mas hermosa es la recompensa.