Menu Big Bang! News
Show En primera persona.

Cinthia Fernández, tras el intento de abuso: "El agresor fue consciente de lo que hizo"

La vedette y bailarina contó muy acongojada cómo fue el violento episodio que vivió el miércoles al mediodía, cuando una persona intentó abusar sexualmente de ella en plena calle.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

“Se me pasaron mis tres hijas por la cabeza”, confesó Cinthia Fernández, con la voz entrecortada y al borde del llanto, cuando relató en Intrusos el ataque que sufrió el miércoles al mediodía en pleno barrio de Palermo cuando una persona intentó abusar sexualmente de ella.

“El tipo me fue a buscar a mi puntualmente

“Lo único que me acuerdo es del tipo encima mío, con los pantalones bajos. Sentí que me aplastaba y me apoyaba los genitales en mi rodilla”, relató al recordar el espantoso episodio que sufrió en la puerta de la productora Endemol, en Ravignani y Cabrera. “Cuando se subió los pantalones, la gente de seguridad de la productora lo agarró. Yo estaba muy nerviosa. Yo lo único que quiero es mirarlo, mirarle la cara, cómo estaba vestido, y cuando los seguridad lo tenían del cuello, noto que tenía todos los pantalones mojados. No sé si era pis o lo otro”, afirmó.

“Lo único que me importa es que ese hijo de puta no esté más en la calle

Cinthia contó también que lo suyo no fue un ataque al azar, sino que el perpetrador tenía bien en claro sus intenciones con ella: “Cuando yo estaba en el programa (es panelista en La Mesa Está Lista, el ciclo de El Trece que conduce Germán Paoloski) entró como cuatro o cinco veces a preguntar la recepción. Quería saber si yo ya había salido. El tipo me fue a buscar a mi puntualmente”, informó.

“Sentí que me aplastaba y me apoyaba los genitales en mi rodilla

Finalmente se refirió a la condición mental de su atacante, quién informó, cuando fue atrapado, que es discapacitado: “El agresor fue consciente de lo que me hizo. Cuando lo agarraron dijo que no lo iba a volver a hacer . Y no me lo creo. Estaba muy en sus cabales. Cuando le sacaron la credencial de discapacitado, tenía la credencial vieja, con una foto pegada, no impresa. Hay que ver si era de él”, resaltó y luego exigió: “Si es discapacitado, que esté internado, pero eso no lo exime de nada. Lo que pasa es que nuestras leyes son bastantes malas, para no decir otra cosa. Lo único que me importa es que ese hijo de puta no esté más en la calle”.