Menu Big Bang! News
Show Las más sensuales, como realmente son

Curvas en offside: las famosas argentinas sin Photoshop y al natural

Hay mujeres que no se animan a mostrarse tal cual son. Por temor a exhibir el verdadero cuerpo y el paso del tiempo, muchas abusan del Photoshop y de los maquillajes especiales, dejando en evidencia retoques digitales. BigBang desenmascara a estas celebridades y te muestra las verdaderas fotos sin arreglos. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

A pesar de que muchos creen que ser una celebridad es fácil, algunas famosas demuestran que esto no esa así. Este es el caso de Charlotte Caniggia, quien el martes pasado fue víctima de los fotógrafos de prensa españoles al salir de una playa de Marbella.

Las imágenes tomadas por los paparazzi muestran su cuerpo tal cual es y dejan en evidencia de que las fotos que sube la rubia a Instagram están retocadas con Photoshop. 

BigBang te muestra la lista de mujeres argentinas que engañan a la sociedad y utilizan éste programa para modificar su figura.

Una rubia un poco cambiada

De las curvas sabrosas de los paparazzi, a las patitas de tero en Instagram.

Charlotte Caniggia fue la última víctima de las revistas. Aunque la voluptuosa rubia se muestra en todas sus redes sociales con poca ropa y hace gala de una envidiable silueta, el verdadero reflejo de la hija de Mariana Nannis es otro. La mentira de la mediática se supo después de que los paparazzi españoles la retrataran luciendo un cuerpo antagónico al que ostenta en Internet.

El cuerpo de Charlotte siempre luce mejor si es ella quien se encarga de retocar la foto.

La hija de Claudio Paul vive obsesionada por su imagen. De hecho, se sometió hace dos años a una batería de cirugías plásticas que incluyó una liposucción, 130 centímetros de lolas y la refinación de su nariz.

“Las mujeres tenemos que sentirnos lindas, no creo que sea nada malo. Hace mucho me lo quería hacer (el retoque). Yo me veía y decía falta un poco de relleno. La ropa me queda mejor ahora. Yo fui decidida, sabía lo que quería. Quería quedar mejor, como todas las mujeres”, justificó. 

Aunque lució algunos kilitos de más, Caniggia se animó al top y al mini short.

Relajada y sin trabajo, Charlotte pasa sus días en Europa y se divierte con el reducido grupo de celebridades de Marbella. En sus redes sociales nunca faltan imágenes que la muestran saliendo de clubes nocturnos y con impactantes micro vestidos.

En sus fotos, Charlotte luce brazos y piernas mucho más delgadas.

En sus fotografías, la rubia aparece con los brazos y las piernas súper delgadas, mientras que la cola y las lolas aparecen aún más grandes de lo que son.

¿El detalle? En las tomadas por los paparazzi, la modelo aparece desmejorada, con unos kilos de más y con algunas arrugas en su frente.

Su paso por el reality “La isla de los famosos” dejó en jaque su imagen pública.

Una piloto con problemas

Victoria Xipolitakis se autodestruye en sus redes sociales. La vedette, que hará temporada de teatro en Mar del Plata junto a Alberto Samid, sube fotos en las que se notan los retoques caseros, dejando en evidencia de que el curso que hizo de photoshop no le sirvió para mucho.

En enero, cuando participó del carnaval de Gualeguaychú, retocó sus fotos.

La modelo, que contó cuántas operaciones tiene en intrusos, confesó ser obsesiva de su cuerpo: “Soy una adicta a verme bien. En la cara me puse botox, carillas en los dientes, me teñí toda de rubia con extensiones y aprendí a maquillarme bien, eso marca la diferencia”.

La griega, obsesionada por su imagen, se reduce hasta el cuello.

Además, la amiga de Moria Casán que está en problemas con la justicia por “pilotear” un avión de Aerolíneas Argentinas en junio, contó que “la cola es la única parte de su cuerpo no retocada”: “Después lo que me hice fueron dos operaciones de lolas y una lipo en la panza para eliminar la grasita localizada, pero la cola no me la toqué jamás”.

La rubia abusa tanto del photoshop que los objetos de atrás se distorsionan. Sin importarle el resultado final, la modelo exhibe orgullosa las imágenes que muestran un cuerpo que realmente no tiene. En tanto, las fotos que sus propios seguidores publican (sin retoques) demuestran que las piernas son más robustas y que su cola no es perfecta.

Mirá cómo mostraba su nuevo cuerpo Victoria:

¿La venganza de Ezequiel Lavezzi?

Mariana Diarco, la modelo especialista en “contar secretos de los jugadores de fútbol”, “tomó una cucharada de su propia medicina” cuando uno de sus mejores amigos publicó una foto en la que mostró su cola al natural.

En plena temporada de verano 2015, en uno de los camarines del teatro Provincial y antes de salir a la obra Regatos Salvajes, la rubia fue víctima de las cámaras y quedó en descubierto su verdadero cuerpo. 

La cola luce menos lisa y se asoma un problema de celulitis.

Luego de este episodio, la foto se viralizó por todas las redes sociales, dejando en evidencia que esta imagen de su cuerpo es totalmente diferente a la figura que muestra en las fotografías propias que sube a Twitter.

A pesar de todas las burlas que recibió, la modelo se animó a mostrar su cuerpo y se desnudó en la 9 de julio, con el objetivo de entrar al Bailando por un Sueño:

 


¿Es la misma botinera?

Wanda Nara no vio a un fotógrafo y fue víctima de los flashes. La modelo de 28 años, que es madre de cuatro hijos, Valentino (6), Constantino (4), Benedicto (3) y Francesca (nueve meses), no sólo utiliza su cuenta de Instagram para exhibir su vida de lujo en Italia, sino que también sube fotos donde muestra su “grandioso cuerpo”.

Una Wanda auténtica que pasó por el Photoshop.

Pero en junio de este año la mentira de la mujer de Mauro Icardi se reveló ya que un paparazzi español le tomó fotos mientras pasaba sus vacaciones junto a su familia en Ibiza. Las imágenes evidenciaron los efectos de los cuatro embarazos en seis años hicieron efecto.

Al natural: Nara y sus curvas sin retoques digitales.

La actriz que se anima a ser natural

Una de las pocas famosas que se niega al photoshop es Catherine Fulop quien, a pesar de que tiene 50 años, la actriz demuestra que no le tiene miedo al paso del tiempo y se niega a que las revistas le retoquen el cuerpo.

Belleza al natural: Fulop tal cual es, pasados los cuarenta.

En una producción para la revista Gente, la modelo aseguró que “no le interesa luchar contra la edad” y que está en contra del engaño que provoca el photoshop: “Descubrí lo bello de las marcas personales. Cuando quería borrar una manchita de algún rostro, mi profesor me retaba. Cada arruga, y hasta la flaccidez misma, cuenta nuestra historia. Eso somos”. 

Hermosa en lingerie, Catherine Fulop se cuida como pocas.

Además, la conductora de Los unos y los otros agregó: “Es lacerante la lucha contra el reloj, descubrir que un pómulo se cae, y que la ropa que tanto te gusta ya no tiene tu talle. Pero te juro que mucho peor es vivir forzando una imagen que no es la tuya”.