Menu Big Bang! News
La pareja se separó en mayo del año pasado.

La pareja se separó en mayo del año pasado.

Show El archivo la condena

Del amor al odio: Barón y su contradictoria historia con Osvaldo

La actriz se reconcilió con el padre de su hijo Morrison y le profesó su amor en su último recital. “Que digan lo que quieran”, deslizó frente a las críticas que recibió. Qué dijo ella y qué dice ahora: el prontuario de denuncias públicas que la actriz quisiera borrar.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Digan lo que digan, siempre vas a ser el amor de mi vida. Te amo con toda mi alma”. Con esas palabras, Jimena Barón oficializó el fin de semana su reconciliación con Daniel Osvaldo. La actriz no se bancó las críticas que recibió por la “segunda vuelta” con el delantero de Boca y criticó: “La gente de alma tan rancia debería no exponerse a la miseria del resentimiento y la infelicidad”.

"Sólo le debo explicaciones a mi familia. El resto, que opine lo que quiera

La pareja se había separado en mayo del año pasado. Ella lo acusó de violento.

A Barón no le gustó que la gente no la apoyara en su decisión de recomponer el vínculo sentimental con el padre de su hijo, Morrison, y, frente a los cuestionamientos, se atajó: “Sólo le debo explicaciones a mi familia. El resto, que opine lo que quiera”.

Y así, la actriz que hasta hace sólo dos semanas apelaba a los medios para atacar al futbolista, ahora quiere resguardar su intimidad. Polémicas defensas y graves denuncias: qué dijo y qué dice ahora la ex niña mimada de Adrián Suar.

El primer escándalo mediático

La actriz y el futbolista se conocieron a finales de 2012, cuando ella participaba de la tira Sos mi hombre y él todavía jugaba en Europa. Por ese entonces, Osvaldo estaba en pareja con la modelo italiana Elena Braccini, quien estaba embarazada de su segunda hija cuando el delantero la abandonó para darle rienda suelta a su romance con Jimena.

“Prefiere divertirse con la novia en vez de pasar tiempo con las nenas. No las ve desde hace un mes”, denunció en su momento a la prensa italiana en alusión a las hijas que tuvo con Osvaldo: Victoria (7) y María Elena (3). La respuesta de Barón, quien por ese entonces ya estaba embarazada, fue desdramatizar el reclamo: aseguró que mantenía un excelente vínculo con la ex de su pareja y que Daniel era un padre presente.

La modelo italiana Elena Braccini estaba embarazada cuando Osvaldo la dejó por Barón.

Pero pese a los paños fríos que intentó poner Barón, otro frente se abrió casi en simultáneo. Nina Oertlinger, la primera mujer del futbolista, visitó el ciclo Intrusos y prendió el ventilador. La madre del primogénito de Osvaldo, Gianluca (8), denunció no sólo que el delantero no se hacía cargo de la manutención de su hijo, sino que además lo acusó de ser un padre abandónico.

Las acusaciones de Nina en Intrusos

  • "Mi hijo Gianluca nació en mayo de 2006 en Bérgamo, Italia. Empezamos a salir cuando yo tenía 17 años, él no era conocido ni era futbolista. Vivía literalmente enfrente de una villa y hoy en día está cambiadísimo. Para mí cambió un montón y para mal cuando todo esto de la fama empezó a llegar. Con mi hijo no tiene trato hace 13 meses y medio".
  • "Todavía estoy legalmente casada con él. El divorcio está en trámite pero no hay acuerdo porque él no me quiere soltar. En este momento está pasando un mínimo provisorio de cuota alimentaria porque estuvo 10 meses sin pasarme y hay una deuda".
  • "Nosotros nos distanciamos por una infidelidad de él, pero seguimos. Yo me volví para acá por todo lo que me había enterado, pero intentamos un par de veces más. Me seguía enterando que aparecían pibas. Después me enteré de que había aparecido Elena y que estaban esperando una nena".
  • "Daniel vino por tres días en agosto (2013) pidiendo un permiso especial diciendo que mi hijo estaba mal, pero solamente lo vio el día anterior a irse, desde las cinco de la tarde hasta las ocho".

Barón explotó. Instalada en Italia y embarazada de casi cinco meses, la actriz publicó un extenso comunicado en Twitter en el que defendió a Osvaldo y apeló de su dura infancia para justificar su posición. “No podría estar jamás con un hombre que haya abandonado a sus hijos y menos podría un hombre así generarme el deseo de tener hijos. Yo viví eso: mi padre se fue cuando tenía cuatro años”, confesó.

"No podría estar jamás con un hombre que haya abandonado a sus hijos y menos podría un hombre así generarme el deseo de tener hijos

"Una de las cosas más fuertes que me pasó con Daniel fue verlo con sus hijas

Recompusimos la relación un Día del Padre cuando yo tenía 15 años. Le pedí la dirección de su casa a mi abuela y lo fui a buscar. Todo ese tiempo no tuvimos casi contacto, ni siquiera me llamaba por teléfono. Fue lo más doloroso que me tocó vivir”, sumó, y destacó: “Una de las cosas más fuertes que me pasó con Daniel fue verlo con sus hijas. Aprovecho para también contarles que tengo cientos de fotos y videos de Victoria de ella en casa con el papá y conmigo. A Elena la quiero mucho y tengo una muy buena relación”.

Osvaldo junto a su hija menor en Italia. Publicó la foto para desmentir a su ex mujer.

"Es mentira que con Jimena hablamos siempre y que somos amigas. Ella no se puede acercar sola a mis hijas si no está Daniel, porque en Torino las encerraba -denunció la italiana Braccini-

Pero la propia Elena se encargó de desmentir a Barón, aunque la arremetida de la italiana llegó en julio de 2015, semanas después de que la actriz se separara del delantero. “Es mentira que con Jimena hablamos siempre y que somos amigas. Sí es verdad que mis hijas tienen una buena relación con el hermano (Morrison). Ella siempre me dijo que es una actriz, pero me parece que hace todo menos actuar, Mónica Bellucci no necesita hablar de su vida privada en TV”, disparó.

Barón en Italia junto a la mamá y el hermano de Osvaldo tras el nacimiento de Morrison.

"Daniel y Elena, en su momento, tuvieron un enfrentamiento en Tribunales, en Italia. Ahí,  Elena metió, entre los reclamos que hacía, que maltratábamos a las chicas

Las críticas fueron aún más pesadas y, tal como ambas confirmaron, sus diferencias llegaron a la Justicia italiana. “Ella no se puede acercar sola a mis hijas si no está Daniel, porque en Torino encerraba a mis hijas. Victoria volvió traumatizada porque durmió en una habitación oscura. Cuando fui a la Argentina por una semana les dejé mis hijas a ellos dos. Jimena no quería verme y no pude ver por siete días a mis hijas. Sólo un día pude llamarlas, y la pasé muy mal. Es verdad que Daniel es celoso, lo fue con todas, pero es mentira que es malo. Y con los hijos es muy generoso”, sumó.

"Me dijo que la lleve a su cuarto y la ponga en penitencia. Entonces, le dije: 'Victoria, dice tu madre que si no comés te vas a tu cuarto y estás en penitencia'

Barón, quien por entonces navegaba su mediática y polémica separación del padre de su hijo, se defendió con uñas y dientes. “Daniel y Elena, en su momento, tuvieron un enfrentamiento en Tribunales, en Italia. Ahí,  Elena metió, entre los reclamos que hacía, que maltratábamos a las chicas y nombró una situación que pasó en casa. Me nombró a mí y nombró a Lili, mi exsuegra. Ahí dijimos: 'Se volvió completamente loca'”, acusó.

 

La actriz se refirió, además, a la denuncia concreta del encierro. “Hay un video de la primera vez que juntamos a Vicky, María Elena y Momo en casa. Vicky estaba brava de celosa y hacía quilombo con la comida. Entonces, la llamé a Ele y le dije: 'No come'. Hicimos una video llamada. 'Comé, comé, comé', y no quería comer. Y me dijo que la lleve a su cuarto y la ponga en penitencia. Entonces, le dije: 'Victoria, dice tu madre que si no comés te vas a tu cuarto y estás en penitencia'. La llevé al cuarto, cerré la puerta y, a ver... si me lo dice la madre", se atajó.

La separación y las denuncias

Aunque en febrero de 2014 habían logrado superar los fuertes rumores de una fiesta con prostitutas en la concentración de Boca, la pareja se separó el 18 de mayo. “Se fue de casa sin una conversación familiar. Ya había pasado en una oportunidad, pero volvió a la semana. Esta vez, se convirtió en un torbellino. Es una persona desbordada. No quiere que trabaje, me dijo prostituta. Sentí que la única forma de protegerme era haciendo esto público”, denunció la actriz.

La pareja recibió el 2015 en Inglaterra. Se separaron seis meses después.

"Se fue de casa sin una conversación familiar. Ya había pasado en una oportunidad, pero volvió a la semana. Esta vez, se convirtió en un torbellino. Es una persona desbordada

Dos días después de abandonar la casona que por entonces alquilaban en el barrio Albanueva de Tigre, Daniel se mostró con la rockera Militta Bora. “Nos vamos a casar”, anunció con liviandad la rubia quien hacía sólo 24 horas se había tatuado el nombre del delantero y él, claro, el de ella. La exposición de su vida personal y las críticas por su bajo rendimiento deportivo hicieron que el delantero siguiera el consejo de su amigo Carlos Tevez y partiera rumbo al Porto de Portugal.

Andá, guárdate un tiempo y después volvés”, le dijo su compañero de equipo. Y así, Osvaldo abandonó el país a finales de julio con un tercio del sueldo embargado por Barón (un equivalente a 40 mil euros), quien quería asegurarse la manutención de su hijo antes de que su ex pareja regresara a Europa. Además, la actriz acababa de recibir el fallo positivo de la Justicia: obtuvo una orden de restricción por 90 días.

“Durante los seis meses que Osvaldo estuvo en Portugal siempre hubo predisposición de la madre para el contacto

Tras su escandaloso paso por el país, Osvaldo se refugió en Portugal.

Durante los seis meses que Osvaldo estuvo en Portugal siempre hubo predisposición de la madre para el contacto, incluso para el contacto vía skape (computadora) o vía telefónica para mantener el vínculo, pero no se logró", acusó en su momento Ana Rosenfeld, abogada de Barón.

"Daniel me destrozó. Un día se levantó, se fue y no volví a verlo. Me mató el modo. Él me podría haber dicho mirá, me quiero separar

Desde entonces, Osvaldo se llamó a silencio. Pero la actriz, que había vuelto al ruedo al sumarse a la novela “Esperanza mía”, seguía su batalla mediática en el país. “Daniel me destrozó. Un día se levantó, se fue y no volví a verlo. Me mató el modo. Él me podría haber dicho mirá, me quiero separar. No sé. Yo le hubiera dicho: ‘Qué lástima por Momo, pero andá’. Mi papá acababa de morir, yo estaba tirada en el piso”, cuestionó.

La inesperada reconciliación

Cuando todo parecía ya insalvable, Daniel regresó al país. Después de ocho meses de exilio en Portugal, el delantero se reincorporó al plantel de Boca. Vino junto a la que hasta entonces era su novia Benedetta Mazza, una modelo italiana. Barón, por su parte, celebrara su relación con el empresario Matías Tasín.

Osvaldo y Benedetta Mazza, la novia con la que viajó en marzo a la Argentina.

Mensaje va, mensaje viene, la pareja se reencontró en Buenos Aires. Y, para sorpresa hasta de su propio entorno, no tardaron en blanquear su romance: se mostraron a principios de marzo en el hotel Faena. Cenaron y se hicieron mimos en público, como si nada hubiera pasado.

"Hablé un montón al pepe, porque uno trata de aclarar las cosas e igual la gente habla sin saber. No tengo nada para decir

Por primera vez, porque ya lo hice durante un año, no voy a hablar. Hablé un montón al pepe, porque uno trata de aclarar las cosas e igual la gente habla sin saber. No tengo nada para decir”, fueron las primeras palabras de la actriz después de que las revistas publicaran fotos de la pareja.

"Me sentí juzgada. Explicaciones le doy a la gente que me quiere, pero que sea un tema nacional y que la gente tenga que estar de acuerdo con mi vida y mis cosas... No estoy de acuerdo con eso

Las críticas de la actriz, hasta entonces dirigidas al padre de su hijo, ahora apuntan a la sociedad: “Siempre hay alguien que no está de acuerdo. Yo, explicaciones, en todo caso, le doy a la gente que me quiere, como a mi mamá, mi familia y mis amigas. Eso lo entiendo. Pero que sea un tema nacional y que la gente tenga que estar de acuerdo con mi vida y mis cosas... No estoy de acuerdo con eso, me parece injusto”.