Menu Big Bang! News
Show Deberá declarar ante la Justicia

Después de su viaje "religioso", ahora Vicky teme ir presa

La vedette y los dos pilotos acusados por el escandaloso vuelo serán citados a declaración indagatoria. El delito que se les imputa tiene una pena máxima de ocho años.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La reaparición mediática en Intrusos la tranquilizó un poco, como si hubiese descomprimido su situación: ya no pasa sus horas encerrada llorando o viendo dibujitos animados. Después del insólito viaje a Paraguay para ver al Papa, Vicky Xipolitakis se refugia en su familia y en sus amigos para sobrellevar lo que se viene: una posible indagatoria en la Justicia por el escandaloso vuelo en Austral. “Tiene un poco de miedo de ir presa, pero está mucho más tranquila que antes”, dijo un allegado suyo.

“Soy inocente, no quise hacer ningún daño”, dijo el viernes pasado a BigBang antes de ser entrevistada por Jorge Rial.

El viernes pasado, la vedette habló con Bigbang mientras esperaba la entrevista con Rial.

El juez federal Sergio Torres  investiga la responsabilidad que tuvo la vedette y los pilotos en la seguridad del vuelo AU 2708 que salió el 22 de junio de Buenos Aires rumbo a Rosario en el Embraer 190 matrícula LV-CET.

Según confirmó Fernando Burlando, abogado de Xipolitakis, ella y los dos pilotos Patricio Zocchi y Federico Soaje podrían ser citados a indagatoria por violar la ley y por el delito de "atentado contra la seguridad de naves o aeronaves", que contempla una pena de dos a ocho años de prisión.

Xipolitakis y los pilotos se enfrentan a uan grave acusación.

La estrategia de Burlando es acusar a los pilotos por acoso sexual y apunta a la presunta inimputabilidad de su defendida bajo el argumento de que ignoraba el peligro que tenía el hecho de pilotear el avión.