Menu Big Bang! News
Show Una más... y van

Día de la Madre con la China y postales familiares: la venganza de Vicuña a Pampita

Benjamín Vicuña y su novia disfrutaron el domingo de un día de polo con todos sus hijos. Pampita, enterada de que saldrían en una revista, se mostró a los besos con “Pico” Mónaco. Sigue el escándalo.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Chicana por partida doble. Pese a que era el fin de semana del Día de la Madre, Benjamín Vicuña pasó el viernes por la tarde a buscar a los tres hijos que tuvo con Pampita por el colegio y se los llevó a su casa. El chileno no modificó el acuerdo que firmaron cuando se separaron, pese a la especial fecha. Y, como si esto fuera poco, celebró el domingo con sus hijos, la “ChinaSuárez, y la hija que la actriz tuvo con Nicolás Cabré, Rufina.

El "chape" de Pampita coincidió con las fotos de la "China". Gentileza: Ciudad.com

Aunque que los rumores de la inminente convivencia en un barrio cerrado de zona norte ya alteraban a la modelo, fueron las fotos que publicó la revista Caras las que la terminaron de sacar de las casillas. ¿El motivo? Vicuña siempre se mostró reacio a la idea de mostrar a su familia en público cuando eran pareja, pero con su nueva novia las cosas cambiaron.

La "China" cuidó a su hija y a los tres varones que Vicuña tuvo con "Pampita".

Luego de abandonar la casa que compartía con su ex mujer, el chileno se mudó a un exclusivo departamento de soltero en el exclusivo Palacio Alcorta de Palermo Chico (para conocerlo por dentro, hacé click acá), en el que los alquileres no bajan de los 2.500 dólares por mes. Por ese entonces, su intención era dividirse entre su país natal y viajar los fines de semana a la Argentina para estar con Bautista (7), Beltrán (3) y Benicio, de un año y medio.

Suárez sorprendió por su look descontracturado. Gentileza: Caras.

Pero la ciudad lo agobió y encontró otros motivos para pasar más tiempo en el país. Una cargada agenda laboral con mayor base en Buenos Aires y su relación con la “China” lo llevaron a instalarse en una lujosa mansión ubicada en el tradicional country Tortugas, muy cerquita del barrio cerrado de pilar en donde vive su novia.

Y fue precisamente en Tortuguitas que la pareja decidió pasar junta el último fin de semana. El viernes, mientras Pampita se mostraba a los besos con Juan Pico Mónaco en Costanera Norte, Suárez y su hija llegaban con su auto a la casa del chileno. El plan era quedarse hasta el domingo y seguir fortaleciendo así el vínculo de todos los menores.

 

El sábado los encontró de entre casa. La lluvia no animó mucho los planes de salidas. Cerquita, en un barrio cerrado de Pilar, Pampita seguía dándole rienda suelta a su relación “sin rótulos” con el joven tenista. Hasta ahí se trataba de otro fin de semana más en la vida de la jurado de Showmatch.

El actor ya está buscando una casa para convivir con Suárez. Gentileza: Caras.

Pero las cosas se complicaron el domingo cuando el chileno decidió asistir a la final del Abierto de Polo de Tortuguitas que se jugó en el country en el que está instalado. Y es que, además de su pasión por la actuación, Vicuña es un fanático de los caballos.

La modelo no escatimó mimos: ¿sabía que la estaban fotografiando? Gentileza: Ciudad.com

Tal es su fascinación por el polo, que mandó a construir una caballeriza para albergar a sus cuatro pura sangre árabes en la mansión de 1.4 millones de dólares que construyó en las afueras de Santiago de Chile (para conocerla por dentro, hacé click acá).

Vicuña se enojó porque no quería exponer a sus hijos durante el festejo por su décimo aniversario.

La “China” lo acompañó, pese a que hasta ahora no frecuentaba este tipo de eventos. De jeans amplios y una remera hippie, la actriz se robó la mirada de todos los asistentes. ¿El detalle? Además de su look, pocos podían creer que se llevara tan bien con los tres hijos de su pareja.

La modelo dijo que le parece "bien" que sus hijos tengan una buena relación con Eugenia.

El teléfono sonó y Pampita explotó. Alguien le advirtió que su ex estaba en el evento que, como todos los años, iba a formar parte de las ediciones semanales de las principales revistas del país. Indignada, la morocha volvió a utilizar el recurso que aplicó con Isabel Macedo cuando, pese a que la actriz ya había acordado ser la tapa de Hola por su boda con Juan Manuel Urtubey, logró correrla del centro de atención al “regalar” una entrevista en la que habló de su ex.

 

¿Cuál fue la venganza de Carolina? El lunes por la tarde, a plena luz del día, decidió ir al Alto Palermo, uno de los shoppings más concurridos de la Ciudad. Consciente de que tenía una fuerte guardia fotográfica desde el viernes, la modelo redobló la apuesta con todo y le dio un apasionado beso al deportista en el segundo subsuelo del estacionamiento.