Menu Big Bang! News
Show PUNTO FINAL

Diego echó a Alejo, su mano derecha: celos, exigencias y agobio

Los motivos del “Diez” para despedir a Alejo Clérici habrían sido su apego al teléfono celular y su pedido de vacaciones. De Cóppola para acá, Bigbang hace un repaso de los otros casos de los hombres cercanos a Diego que perdieron su trabajo. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El fin de año llega convulsionado para Diego Armando Maradona. Es que al entredicho que Gianinna habría tenido con Jana en la madrugada del 25, durante la fiesta de Navidad que su padre ofreció en la casa de Don Diego, en Villa Devoto, ahora se suma la desvinculación de su entorno de Alejo Clérici, quien hasta hoy era su mano derecha.

Según adelantó Pía Shaw, panelista del ciclo televisivo AM, el despido de Clérici estaría basado en dos motivos primordiales: su apego al teléfono celular y el pedido de vacaciones que le habría planteado al “Diez”.

Alejo Clérici, su ex mano derecha y novio de Celeste Muriega.

Además, la cronista del programa conducido por Verónica Lozano dejó entrever que otro de los motivos habría sido la decisión de Clérici de ir a ver a su novia, Celeste Muriega, al Bailando, a pesar de las diferencias que su jefe mantiene con Marcelo Tinelli.

Sin embargo, ésta no es la primera vez que el astro se pelea con gente de su confianza. Aquí, Bigbang hace un repaso de la gente de su “entorno” con los que el ex capitán de la Selección Argentina tuvo enfrentamientos por diversos motivos.

Guillermo Cóppola

Supieron ser amigos inseparables, y compartieron los mejores y peores momentos en la vida del otrora mejor jugador del mundo. Sin embargo, el vínculo que unía a Diego con Guillermo Cóppola se quebró definitivamente en 2004, cuando el “Diez” lo acusó de quedarse con dinero de lo recaudado en su partido homenaje.

Maradona y Cóppola, cuando eran inseparables. 

“Cóppola me traicionó. Se comió un personaje y se cree que ese personaje soy yo”, aseguró Maradona, cuyos problemas con “Guillote”, como lo solía llamar cariñosamente, habían comenzado meses antes, a partir de la relación entre su representante y Analía Franchín.

 

Aparentemente, a partir de entonces su manager dejó de visitarlo en Cuba, donde Diego seguía un tratamiento por su adicción a las drogas, lo que motivó los celos del ex director técnico de la Selección Argentina.

 

Alejandro Mancuso

Con Alejandro Mancuso fueron compañeros en la selección del “Coco” Basile primero, y luego “Mancu” se transformó en su ayudante de campo cuando el “Diez” agarró la conducción técnica del “equipo de todos”.

Maradona se peleó con Mancuso porque lo acusó de firmar un contrato a su nombre.

Sin embargo, la relación se rompió cuando Maradona lo acusó de firmar a nombre suyo un consentimiento para un contrato con una página web de China por 200 mil dólares.

“Hasta que no vea pruebas, no voy a decir nada, a Mancu lo banco a morir”, salió a decir Diego en un principio, pero no pasó mucho tiempo para confirmar su desilusión.   

Con “Mancu”, cuando fue su ayudante de campo en la Selección. 

“Yo dejé la Selección por vos, me he peleado con el país por vos, hasta con mis hijas. ¿Y me hacés esto? Vos, que sabías como nadie que yo salía de una relación con Cóppola, que me masacró, ¡me estás haciendo lo mismo!. No, no es justo”, le espetó furioso.

Gabriel Buono

Sin tanto cartel como Mancuso o Cóppola, la pelea de Diego con su ex colaborador también tuvo ribetes escandalosos.

El ex secretario disparó contra Maradona en América Noticias, acusándolo de “coimero”. “Niega lo poquito que uno le reclamó en instancias judiciales a través de una carta documento. Negocié para que estuviera en la selección, un contrato con Puma y para que ahora esté en Dubai y no cobré un peso”, acusó Buono.

 

Sin embargo, las denuncias de quien fue su secretario durante 13 años no quedaron ahí. “Esto ya no da más, yo tengo un juicio por una camioneta que le compré con mis cheques y nunca me la cubrieron. Tengo un juicio por un choque y por una sociedad anónima de la que soy presidente, pero en realidad el presidente es él. Nunca se hizo cargo de nada. Sigo siendo yo el que recibe las ejecuciones fiscales de la sociedad, que iba a ser la que iba a manejar todos los contratos que hiciera Maradona”, contó.

Gabriel Buono fue secretario de Diego durante 13 años. 

Sin embargo, más allá de los reclamos, Buono afirmó que lo que más le dolía era que lo consideraba su amigo. “Estoy dolido, porque te molesta que la gente te diga: ‘ahora salís a hablar, cuando viajabas no hablabas’. En ese momento, yo trabajaba para sumar y al final él único que sumaba era él. Vos estuviste en la etapa mala y apostaste a que se iba a poner bien, y que cuando estuviera bien, vos ibas a crecer junto con él, pero el único que creció fue él”, concluyó, para luego recordar la última charla que tuvo con él.

“Fue por chat y de lo único que se acuerda es de los 60 mil dólares que me dio a raíz de que perdía mi casa porque yo era el presidente de la sociedad. Es algo que me tuvo que dar por una cuestión de negligencia suya. Siempre hice todo para que estuviera contento y me pagó muy mal”, finalizó indignado.