Menu Big Bang! News
BigBang

BigBang

Show Sigue la pelea

Diwan no tiene paz: Bernal le hizo una demanda laboral

Mientras el productor teatral pasaba la tarde con su hijo, luego de una larga batalla legal y mediática para conseguir esas visitas, recibió dos nuevas cartas documentos de “Campanita”. La rubia le reclama aportes, horas extras y vacaciones desde 2010.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La novela Diwan-Bernal suma un nuevo capítulo. Luego de idas y vueltas legales y los infaltables debates mediáticos, Ariel Diwan logró lo que quería: ver a su hijo.

Pese a que el productor teatral se encargó de contar que no era el padre del chico, le había pedido a la Justicia que le dieran un régimen de visitas. Consiguió la autorización para estar con él pero la bailarina de Flavio Mendoza no cumplió en las primera oportunidades. Por eso Diwan la denunció por impedimento de contacto con el menor. 

Mientras ayer disfrutaba la tarde con el niño de tres años, luego de los reclamos pertinentes, recibió dos nuevas cartas documentos por parte de su ex, Gisela “Campanita” Bernal. Ya no serían vinculados al ADN, ni la paternidado.

Diwan estaba con su hijo cuando le llegaron las cartas documentos.

Sin imaginarse que recibiría nuevos reclamos, Diwan ahora deberá enfrentar dos demandas vinculadas a temas laborales. Una está a nombre de la sociedad Diwan Bacchi Producciones SRL y la otra contra Diwan Fucci Producciones SRL. 

Enfrentados: en distintos canales, cada uno dio su verdad 

En ambos casos se tratan de reclamos laborales por aportes, horas extras, vacaciones, cargas sociales desde el año 2010. Al parecer “Campanita” quiere probar la relación de dependencia que mantenía con Diwan, además de su vínculo amoroso. 

Lo insólito del caso es que en su reclamo, Bernal dice que le deben el pago de los haberes de marzo, abril y mayo cuando su contrato finalizó en febrero.  Según Ariel Diwan, todos los pagos fueron realizados en orden y está en regla en la Asociación Argentina de Actores como también en el registro de Variedades. 

Gisela “Campanita” quiere lo suyo

Sin dudas, a la batalla legal se suman entonces estos dos potenciales juicios laborales.