Menu Big Bang! News
Show Sigue la guerra

Diwan y Bernal, en conflicto por el hijo

Francisco Delgado se refirió por primera vez a su presunta paternidad dentro de la casa de GH. Mirá el video en exclusiva. Además, “Campanita” rompió el acuerdo que tiene con su ex, el empresario Ariel Diwan, y no le permitió ver a su hijo. Esta vez, el motivo es risible.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La guerra entre Gisela “Campanita” Bernal y Ariel “Stravaganza” Diwan no tiene fin. El sinfín de acusaciones cruzadas no cesa, y ahora hay un rehén inocente: el pequeño Ian, víctima de los tironeos entre sus padres. El acuerdo entre el empresario  y la bailarina  estipula que el padre podrá ver a su hijo sin impedimentos las veces que desee. Se fijó como cantidad mínima 3 veces por semana. Eso sí, siempre y cuando la madre no interponga pretextos extraños para impedir el encuentro.

“Acordaron que lo puede ver cuando quiera porque hoy por hoy el nene es su hijo”, asegura la abogada de Ariel Diwan, Ana Rosenfeld.

Campanita y Diwan en tiempos de amor. Pero todo cambia. 

Hoy, lunes, le tocaba al empresario pasar el día con su hijo Ian, pero antes de que la asistente social llegara para retirar al menor recibió un llamado del abogado de Gisela Bernal, Guillermo Arín, que le indicaba que no se presentara porque mañana Bernal presentaría un escrito en el juzgado. “No anticipó lo que van a hacer, y eso es completamente ilegal. Ellos rompieron el convenio unilateralmente, porque no se puede hacer futurología. Se hace la presentación correspondiente y después se acata lo que dicte la Justicia”, explica Rosenfeld. 

 

No es la primera vez que “Campanita” le impide a Diwan ver al menor. El pasado jueves 7 de mayo Diwan esperaba a su hijo en su casa de Puerto Madero a las 12 del mediodía. A las 12.40 se comunicaron entre los abogados y le indicaron que tenía que acercarse a Ideas del Sur. Cuando llegó a la productora de la calle Olleros, Bernal había ido sin su hijo. 
Desde que estalló el conflicto de la paternidad, los medios conocieron a un nuevo Diwan. Un hombre nervioso y ofuscado que insultó frente a las cámaras y no dudó en maldecir su suerte. Un hombre que llegó a confesar que estuvo al borde del suicidio. 

 

La confusión del jueves se suma a la extraña maniobra judicial que intentaron efectuar hoy Bernal y su abogado y que redundó en una acción que Rosenfeld resumió hoy amargamente en diálogo con Big Bang: “Lo cierto es que Ariel se quedó sin ver al nene”.