Menu Big Bang! News
Show En los genes

El gran ganador: Fede Bal, de niño rebelde a novio domesticado

El hijo de Carmen Barbieri y Santiago Bal se consagró como el último campeón del Bailando por un sueño. Lleva sólo cuatro años delante de las cámaras y logró posicionarse como el “galán del momento”. Su historia mediática y artística.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Es el heredero. Federico Bal hizo su debut triunfal en los medios a los 21 años, luego de que la escandalosa separación de sus padres, Carmen Barbieri y Santiago Bal, estallara en todos los medios. Cuatro años después, el por entonces “hijo de” se consagró como campeón de Bailando por un sueño. La increíble transformación del “galán domesticado”.

El actor posó en enero para la revista Noticias y se mostró fumando marihuana.

Aunque acompañó a su madre al certamen de baile en más de una oportunidad (ella fue hace nueve años la primera campeona y luego ocupó el sillón de jurado), Fede irrumpió formalmente en los medios en julio de 2011 con una carta pública en la que defendió a su mamá, en medio de la disputa mediática con Moria Casán, quien expuso los por entonces rumores de crisis con Bal.

“Yo te quería ‘señora M’ (por Casán), pero te equivocaste. Dejaste en tu casa el latiguillo del cuerpo de lavarropas y saliste con los botines de punta a meterte en lo privado

Su primer enfrentamiento mediático fue con Moria Casán para defender a su madre.

Ella (por Carmen) es una leona que defiende lo suyo en medio de la jungla, porque en esta televisión el que calla, otorga. No alcanza con ensuciar su laburo, lo que queda es hablar de su vida privada. De si está bien o mal con él (por su padre), de si en su pasado consumió o no falopa. Yo te quería ‘señora M’, pero te equivocaste. Dejaste en tu casa el latiguillo del cuerpo de lavarropas y saliste con los botines de punta a meterte en lo privado, sin ningún motivo”, sostuvo el por entonces adolescente.

El fin de la pareja de sus padres llegaría sólo dos meses después, luego de que trascendiera que el actor había mantenido un affaire con la bailarina Ayelén Paleo, y explotaría en cadena nacional. Y, en una primera instancia, el único hijo de Barbieri se puso del lado de su madre. “Hace una semana que no tenemos diálogo, sólo tenemos una relación laboral. Con mi papá hace tiempo que no hablamos”, reconoció ni bien estalló el escándalo.

“Hace una semana que no tenemos diálogo, sólo tenemos una relación laboral. Con mi papá hace tiempo que no hablamos

Pero no siempre mantendría su postura. Las acusaciones cruzadas que se espetaron sus padres desde todos los medios de comunicación hicieron que el joven les suplicara a ambos frenar con la ofensiva. “No se los pido, se los suplico: dejen de exponer todo en la tele. Me hace mucho daño lo que se están diciendo, soy su hijo”, imploró entre lágrimas. Pero sus padres no le dieron el gusto.

“No se los pido, se los suplico: dejen de exponer todo en la tele. Me hace mucho daño lo que se están diciendo, soy su hijo

Cansado por los constantes achaques mediáticos de Carmen y Santiago, el actual novio de Barbie Vélez decidió abocarse a su carrera como actor, hasta ese entonces limitada a papeles secundarios en las obras producidas por su madre. Y la exposición le sirvió: lejos de bajarse de la polémica, Fede aceptó sumarse en 2012 al certamen de baile de Marcelo Tinelli.

Su primera participación fue explosiva. Fede permaneció 185 días en el concurso, sobrevivió a cinco sentencias y estuvo a sólo una ronde de llegar a las semi finales. Fue eliminado por Pedro Alfonso y Paula Chávez, quienes disfrutaban por ese entonces su pico de popularidad y se quedaron con el tercer lugar.

Fede fue eliminado en 2012 una ronda antes de las semis por Pedro y Paula.

Ese mismo año se conoció la primera novia “oficial” del pequeño Bal, la polémica Tamara Gala. Aunque evitó cruzarse con la morocha en público, la vedette vertió graves acusaciones contra su madre, a quien acusó de haberla obligado a interrumpir un embarazo: “La pasé mal y estamos hablando de un bebé. Estuve embarazada y lo perdí, por eso a Carmen le va a llegar una carta documento. No lo perdí de forma natural, tomé pastillas y ella me dio la fuente de las pastillas”.

“La pasé mal y estamos hablando de un bebé. Estuve embarazada y lo perdí -denunció Tamara Gala-

“Es una mujer despechada, que está enojada y es muy ambiciosa. Es una mujer que yo amé y prefiero quedarme con los momentos hermosos que vivimos

Gala lo acusó, además, de drogadicto y sembró dudas sobre su heterosexualidad. Caballero, Fede esquivó cada balazo: “Soy muy educado como para entrar en polémica y menos en televisión. Pero es una mujer despechada, que está enojada y es muy ambiciosa. Es una mujer que yo amé y prefiero quedarme con los momentos hermosos que vivimos”.

Tras sobrevivir su primer escándalo personal, el actor se incorporó al elenco de Escandalosas, la revista encabezada por su madre y Moria Casán. Ahora, tras su paso por el certamen de Tinelli, el joven también cortaba entradas. “Estuve sin dormir dos días. Quería disfrutarlo de otra manera. No pude dormir y de golpe estaba ahí, se abrió el telón y me corrió un frío tremendo por la espalda”, reconoció horas después del debut.

Ese verano, los medios empezaron a regalarle el generoso título de “galán de la temporada”. Y es que, aunque no formalizó con ninguna, se lo vinculó con dos de las figuras de ese momento: Stefy Xipolitakis y Celeste Muriega. “No sé qué me ven. Mido 1.68. Para mí es porque soy el hijo de la patrona”, bromeó en su momento.

El bajo perfil le duró poco. Semanas después de levantar el espectáculo, Bal reconoció haber consumido drogas en las redes sociales y, tras un fuerte cruce con Eduardo Feinmann, reveló detalles del oscuro pozo depresivo en el que había caído dos años atrás, cuando sus papás decidieron separarse.

“Llegué a eso por la separación de mis padres. Chupaba un montón, estaba mal. Tal vez no pudo estar mi madre al lado mío. Viví un momento oscuro en mi vida. Tomaba y fumaba marihuana. Yo estaba como podía, tenía amigos que no me ayudaban mucho”, reconoció frente a las cámaras.

“Llegué a eso por la separación de mis padres. Chupaba un montón, estaba mal. Tal vez no pudo estar mi madre al lado mío. Viví un momento oscuro en mi vida

Y su madre se sumó: “Fuimos padres presentes, no le sacamos los ojos de encima. Pero cuando me separé, estuve muy mal y él me acompaño. Cuando yo estuve un poco mejor, Federico es el que cae en graves problemas de droga y alcohol. Pensé en internarlo”.

El buen vínculo que hasta entonces compartían Carmen y Fede se quebró en octubre de 2013 cuando, luego de que Moria y Sofía Gala protagonizaran una pelea pública en C5N, la rubia reconoció que también mantenía una mala relación con su hijo: “Hace cinco días que mi hijo no me habla por problemas personales. Me habla ahora porque trabajamos juntos, pero no nos vemos, ni nada”.

El 2014, su último año de soltería, fue agitado. Aunque se lo vinculó a más de una figura del ambiente, el actor abocó toda su energía a la recuperación de su padre, quien permaneció en coma durante cinco meses por una afección cardio-pulmonar. Fede nunca dejó a su padre quien, incluso, recibió la visita de su ex mujer.

El alta de Bal padre cambiaría el panorama familiar. Si bien mantienen una fría relación, Carmen y Santiago acercaron posiciones luego del último bajón en la salud del humorista. Tal fue el impacto, que Barbieri no sólo se hizo cargo de la manutención de su ex pareja, sino que además le alquiló y acondicionó un departamento en el barrio de Belgrano para su recuperación.

Su primer espectáculo lejos de las alas de su madre llegó recién en 2015.

Con la familia en paz, Fede se embarcó así en su última temporada teatral de soltero. ¿El lugar? Mar del Plata. ¿La obra? Tu cola me suena. El trece de enero, sólo dos semanas después de levantar el telón, el actor fue noticia por haber recibido el ataque de sus vecinos. Cansados de las constantes fiestas organizadas en la casa que alquiló ese verano en el barrio Los Troncos, le cortaron la luz y le tiraron huevos.

“Me rompieron el tendido eléctrico por fiestero. Vine de temporada con mis amigos del secundario, la banda entera. Soy mucho mejor que Hugh Hefner

Me rompieron el tendido eléctrico por fiestero. Vine de temporada con mis amigos del secundario, la banda entera. Soy mucho mejor que Hugh Heffner. Como se corrió la bola, todas las noches tengo gente haciendo cola en mi casa”, advirtió con humor, días después de publicar una foto en Twitter en la que se lo podía ver fumando marihuana.

Pero a su soltería le quedaban 32 días exactos de vida. Su coqueteo con Barbie Vélez fue creciendo con el tiempo. Y, aunque se lo señaló como el posible amante de Sabrina Ravelli (por entonces a punto de casarse con Matías Alé), Bal logró conquistar a la hija de Nazarena Vélez y comenzaron un furtivo romance de verano que culminó en una temprana convivencia.

Con sus madres encabezando Leonas y protagonizando la pelea más fuerte del verano, Barbie y Fede tuvieron que sortear la grieta familiar que, al día de hoy, se mantiene más profunda que nunca. Y, mientras Barbieri desliza que la hija de Nazarena vive “de arriba” en el departamento que ella le compró a su hijo, la joven rebelde le responde con tajantes comentarios como: “Me chup… un hue… si mi suegra no me quiere”.