Menu Big Bang! News
Show fin del misterio

El hijo de Tom Hanks estaba en “la capital de la metanfetamina”

Chester, de 25 años, reapareció después de un mes de que no se supiera nada de él. A través de las redes sociales, contó el drama de su adicción y habló de la esperanza de recuperarse.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Chester, el hijo de Tom Hanks reapareció después de un mes de que no se supiera nada de él.

El joven enfrenta serios problemas con su adicción a las drogas y la única pista de su desaparición había sido su teléfono celular: la señal de su móvil fue captada en el desierto de Barstow, en California, comúnmente llamado “La capital de la metanfetamina”.

La noticia había conmovido al mundo Hollywood.

Chet apareció nuevamente a través de una serie de imágenes y vídeos en su Instagram. En la red social explica que los motivos de su desaparición no estaban vinculados a un secuestro. 

Además hizo mención a su dura batalla contra las drogas y a lo difícil que es vivir bajo la sombra de la fama de su padre.

Chester es el tercer hijo de Tom Hanks.

“Hey, solo quiero aclarar todos esos rumores de los medios que dicen que he desaparecido, secuestrado y se equivocan. He estado en rehabilitación, juntando mis porquerías”, dijo el hijo de Tom Hanks en su primer vídeo.

 

Un vídeo publicado por ��LA / WORLD WIDE �� (@chethanx) el

Envuelto en las adicciones, Chet se refirió a lo difícil que es llevar el apellido Hanks.

"Ha sido un viaje largo para descubrir quién soy porque todas esas presiones con las que he lidiado en mi vida, ser el hijo de mi padre y todo eso. Solo estoy tratando de encontrar en dónde pertenezco" expresó el joven de 25 años.

 

Un vídeo publicado por ��LA / WORLD WIDE �� (@chethanx) el

 

Un vídeo publicado por ��LA / WORLD WIDE �� (@chethanx) el

Chester Hanks reconoció que "hace un par de meses, estaba vendiendo cocaína, inhalándola hasta que no pude más porque mi nariz estaba tapada" y lanzó un mensaje esperanzador para aquellas personas que luchan como él contra las drogas, asegurando que “si él puede cambiar, los demás también lo pueden hacer”.