Menu Big Bang! News
Show Zapatero en problemas

El lado oscuro de Ricky Sarkany, el "zapatero" más famoso

El diseñador de zapatos más famosos del país pasa uno de sus peores momentos. La detención de su suegro sospechado de hacer abortos clandestinos se suma a otros escándalos: desde el pago de coimas a la Policía Federal y facturas falsas hasta la acusación por contaminar el Riachuelo.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Se hizo desde abajo. Su nombre ya es una marca registrada. Creó diseños originales y transgresores. Desde sus botas de cuero hasta los zapatos con taco alto para hombres. Pero su mejor creación es él mismo. “No hacemos zapatos, hacemos objetos de deseo”, dijo una vez Ricky Sarkany. Exitoso, revolucionario de la moda y el diseñador preferido de ricos y famosos, Sarkany no pasa su mejor momento. Su suegro, Aldo Papini, de 81 años, fue acusado de practicar abortos clandestinos en sus dos clínicas. 

“Este caso puede llegar a ser el talón de aquiles de Ricky: aunque no tiene nada que ver con la acusación, este escándalo lo roza. Siempre apunta a ser políticamente correcto y apoya las mejores causas. Por otro lado, es raro que desconociera las actividades de su suegro”, dijo un ex colaborador del diseñador.

Aldo Papini con su hija Graciela. Su detención perjudica a su yerno.

No todo es color de rosas en la vida del famoso zapatero de las estrellas, empresarios y de algunos políticos.

“Este caso puede llegar a ser el talón de aquiles de Ricky

En los últimos años su nombre apareció en una causa judicial y en una acusación que supo dar vuelta. BigBang intentó comunicarse con Sarkany, telefónicamente y por mensaje, pero no obtuvo respuesta.

Coimas a la Policía

El nombre de Ricky Sarkany también apareció vinculado a una escandalosa causa de pago de coimas a la comisaría 49° (Saavedra) de la Policía Federal. Según la investigación, entre el 14 de enero de 2008 y el 3 de febrero de 2009, el comisario José Antonio Carranza cobró coimas a comerciantes. En el expediente aparece mencionado el depósito de Sarkany como pagador puntual de coimas. “Pagaban para no ser robados, pero el sólo hecho de pagar era una manera de colaborar con los corruptos”, dijo uno de los investigadores.  El Tribunal Oral Federal Nº 6 condenó a Carranza a 10 años de prisión.

Sarkany es reconocido internacionalmente. “Es incapaz de hacer el mal”, dicen sus amigos.

Contaminación del Riachuelo

El año pasado, durante un desfile en Córdoba, dos chicas en bombacha irrumpieron en la pasarela y protestaron por los cánones de belleza. “Estos cuerpos son reales, normales. Mi cuerpo no está mal, tu moda sí”, eran las frases que estaban escritas en los carteles. Lejos de enojarse o echarlas, Sarkany las dejó expresarse, se acercó a leer los carteles y las aplaudió.  En otra oportunidad, un grupo de activistas ambientales lo escrachó y lo acusó de proveerse de materias primas de curtiembres que contaminan al Riachuelo. Otra vez, el diseñador dio vuelta la situación: en el próximo desfile militó por la causa ambiental. Eso demuestra que aun supo capitalizar sus momentos más desfavorables. 

El escrache del que salió airoso. Foto: La voz del Interior.

 Facturas falsas

En octubre de 2014, el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, denunció que la entidad detectó que alrededor de 1200 empresas utilizaron facturas apócrifas y que la denuncia de esa situación ya se encuentra en sede judicial para su investigación. Una de esas empresas fue la de Sarkany. Echegaray lo definió como un “fraude millonario”.

Investigan complicidad política y policial

"Sólo había una forma de no saber lo que pasaba adentro de esa clínica: ser sordo, ciego y mudo. Porque era un secreto a voces que ahí se hacían abortos, pero no pasaba nada". El que habla es un ex juez que conoce las calles de Castelar como pocos. Es por eso que la acusación contra el médico Aldo Papini, el suegro de Sarkany detenido y sospechado de manejar dos clínicas donde se practicaban abortos clandestinos, no sorprendió a muchos. 
La Justicia investiga ahora si hubo complicidad política y policial para que esas clínicas, o "casas de tolerancia", como se las llama, funcionaran con normalidad durante varios años. "Creemos que este hombre no se manejó solo. ¿Recién ahora saltó esta historia oscura? O le soltaron la mano o algo pasó. Ahora se investiga si pagaba coimas o si tenía en la sombras a socios poderosos", dijo a BigBang una fuente judicial.

“Ricky no sabía nada de todo esto y cree en la inocencia de su suegro. hay mucha gente que lo quiere perjudicar. Cuando lo detuvieron, estaba en Berlín viendo Barcelona-Juventus”, dijo un allegado al diseñador.

La investigación, que está a cargo de la fiscal de Morón Claudia Victoria Fernandez, podría tener derivaciones. "Esto recién empieza. Acá hay que investigar so se cometían otros delitos. Uno de los sospechosos, que era empleado de Papini, vendía droga y manejaba cabarets. Nos preguntamos si a la clínica eran llevadas las mujeres víctimas de trata", dijo la fuente.

“Ricky no sabía nada de todo esto y cree en la inocencia de su suegro

La empleada de una farmacia cercana a la clínica de Castelar declaró ante la Fiscalía que en el barrio se sabía que ahí se hacían abortos. "Yo misma tuve que atender a chicas que salían destrozadas", dijo. ¿Quién o quiénes protegieron al dueño de ese lugar? 

El miércoles 3, efectivos de la Policía Federal llegaron a la casa de Papini, ubicada en un country de Boulogne, en San Fernando al 1500, Lote 113. Uno de los allanamientos se realizó en Bartolomé Mitre al 2400, en Castelar, donde funcionaba una clínica no registrada legalmente. Allí se secuestraron insumos, medicamentos e instrumental que podrían ser utilizados en prácticas abortivas.

Mientras tanto, Ricky Sarkany se reinventa como si fuera su mejor creación.