Menu Big Bang! News
Show Operativo retorno

El regreso de Osvaldo: la reacción de Militta y la estrategia de Barón

Daniel Angelici confirmó la vuelta del delantero del Porto a Boca y sus mujeres ya se pusieron en acción. ¿Qué le espera al futbolista en el país?

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Fueron 121 días de relativa paz. El exilio de Daniel Osvaldo en Portugal le puso fin en agosto a la horda de escándalos y denuncias vinculadas a su vida personal que empañaron su esperado regreso a Boca. Hoy, el delantero del Porto arma las valijas para regresar a la Argentina y las mujeres que dejó en tierra criolla lo esperan con ansias.

 El delantero fue fichado el cinco de agosto por el Porto.

La primera en reaccionar fue Militta Bora, la rockera con la que Osvaldo mantuvo una fugaz relación. Consultada por BigBang sobre el regreso de su ex novio, la rubia bromeó: “¿Quién es?”. Distendida y con humor, la cantante especuló con la posibilidad de ir a buscarlo a Ezeiza e ironizó: “Lo haré con una pancarta”.

 

Pero no son chicanas lo único con lo que lo esperan sus ex mujeres. Aunque en reiteradas entrevistas reconoció que quiere que su hijo, Morrison, mantenga un contacto más fluido con su padre, Barón ya le dio instrucciones claras a su abogada, Ana Rosenfeld, para iniciar una batería de acciones judiciales. ¿El objetivo? Asegurarse el pago de la cuota alimentaria.

La pareja blanqueó su relación el 2 de junio. Estuvieron juntos hasta el 7 de julio.

“En este momento estoy en Colombia, pero ya estoy preparando los papeles para reactivar todo”, anticipó a BigBang la letrada de la actriz. ¿De qué reactivación habla? El dos de junio, sólo cinco días después de su separación, la ex Casi Ángeles obtuvo una victoria importante: el embargo de los US$ 40.000 que el club xeneize le pagó al futbolista por su breve estadía en el plantel.

Pese a que Osvaldo emitió un comunicado oficial en el que acusó a “la Sra. Barón” de haber “solicitado una cuota alimentaria provisoria de US$ 40.000 por mes”, la abogada de la actriz explicó en su momento: “Le quedaba una última cuota de US$ 200.000 a cobrar en el club Boca. Lo que pedimos fue el 20% de esa cifra, que era el único monto tangible en la República Argentina”.

La actriz acusó al futbolista de violento y amenazó con denunciarlo.

La partida del futbolista a Europa complicó la situación financiera de Barón quien, hasta ahora, cobraba la cuota alimentaria del embargo obtenido por Rosenfeld. “Claro que el dinero en algún momento se acaba”, advirtió la abogada y justificó así las nuevas acciones judiciales que tendrán como objetivo volver a embargar el sueldo del delantero.

 

En tanto, el “operativo retorno” de Osvaldo afronta otra complicación: el sabor amargo que quedó en la boca de los dirigentes del club, luego de los escándalos que acompañaron sus cinco meses en el país. Su errático comportamiento hizo que los abogados del club elaboraran un contrato especial para el delantero.

El último paso de Osvaldo por Boca duró sólo cinco meses. No le renovaron el contrato.

¿Cuáles son las cláusulas especiales? Según consignó el diario MUY, el contrato en el que trabajan los letrados del club incluye prohibiciones como asistir a recitales (fueron frecuentes sus presentaciones junto a su banda preferida, La 25), las salidas nocturnas y mostrarse fumando en la vía pública, como lo hizo en su primera aparición pública con Bora.

El futbolista blanqueó hace sólo dos semanas a su novia, la modelo italiana Benedetta Mazza.

En un intento por mostrar “buena predisposición”, Osvaldo no sólo aceptó los condicionamientos, sino que además cerró en las últimas horas su cuenta de Twitter para reducir su exposición y evitar nuevas polémicas, como su cruce con Jorge Rial y sus chicaneros mensajes luego del episodio del gas pimienta en el superclásico que definía el pase a la Libertadores.