Menu Big Bang! News
Show Como si nada hubiera pasado…

El secreto de Julieta Prandi para recuperar su figura en seis meses

La modelo y conductora mostró su recuperada figura en Pinamar y explicó cómo hizo para ser la envidia de la mayoría de las mujeres.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Desde que saltó a la fama hace ya 15 años ratoneando a Don Arturo, el personaje de Guillermo Francella en Poné a Francella, Julieta Prandi se transformó en una de esas “rubias debilidades” del público argentino.

Espléndida: Julieta Prandi siempre acapara todas las miradas.

Modelo y conductora, Prandi fue mamá de Rocco, su segundo hijo, en julio del año pasado, pero esta temporada volvió a calzarse la bikini y, como si nada hubiera pasado, de nuevo lució sus curvas en la Costa, donde la pasarela del “Pinamar Moda Look” la tuvo como una de las atracciones principales.

Las playas de Pinamar fueros las que disfrutaron de sus curvas.

Pero, ¿cómo hizo la ex conductora de Zapping para volver a estar así a meses de haber sido mamá por segunda vez? Según ella, el secreto no es nada de otro mundo: “La teta te consume bastante”, afirmó durante una entrevista brindada a Infobae.

En el cumpleaños número 5 de su hijo Mateo, a principio de enero.

La rubia sostuvo que amamantar a su bebé la ayudó a perder los kilos que había engordado durante el embarazo y que ya con su primer hijo (Mateo, 5 años) pudo ver los efectos de dar el pecho: “Mateo la largó a los once meses, además, como se quedaba con hambre, tomaba teta y complemento. Rocco solamente teta, no quiere agarrar mamadera”, reconoció.

Una “rubia debilidad” argentina.

Para envidia de muchos y muchas, Julieta afirmó que no se mata en el gimnasio y que sólo hace dietas por motivos de salud. “Nunca fui la típica que hace dieta y se mata en el gimnasio. Me gusta verme bien y me gusta estar cómoda con lo que veo y en la vida. Hago gimnasia más por una cuestión de salud que por la locura de verme bien. No soy exigente al punto de hacer todos los días, hago dos veces por semana”, confesó.

Prandi estuvo todo el verano trabajando en la Costa y disfrutando de la playa en su tiempo libre.

Y por si fuera poco, también agregó: “Hice mucho deporte de chica y el cuerpo tiene memoria. Eso me ayudó mucho. También trato de comer sano, no fumo, no tomo alcohol, ni gaseosas y bebo mucha agua”.

Su hijo Mateo la acompañó en casi todas las actividades que tuvo durante la temporada.

Por último, la modelo aclaró que por ahora ni se le cruza por la cabeza pasar por el quirófano, aunque no lo descarta en el futuro: “Vengo amagando y le digo a mi marido que después de amamantar, si necesito y me quedo plana, un poquito de lolas quiero”.