Menu Big Bang! News
Show Repechaje

Enemigos íntimos: el reencuentro entre Francisco y Mariano

El reingreso de Francisco a la casa de GH llevó a un abrazo, forzado, con Mariano, su enemigo. Ambos son líderes de los bandos del juego y el comienzo de nuevas alianzas. Otro juego comenzó y la disputa promete continuar.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Se vive como una revolución y ahora comienza otro juego. Mariano Berón se sentía el rey de la casa y contaba con la tranquilidad de que había sido fulminado por Belén, por lo que casi no corre ningún peligro para quedar fuera de la casa. Con el ingreso de Francisco Delgado todo cambió. La expresión ayer por la noche en el rostro de Mariano lo decía todo: era de sorpresa, molestía, bronca y a la vez, la aceptación a un nuevo desafío. 

Mariano y su gesto al ver a Francisco. Entre bronca y resignación.

El ingreso no fue uno más ni pasó desapercibido. Francisco entró disfrazado, con una máscara y una túnica y si bien algunos sospecharon que se trataba de Fernando, al ver que era el enemigo del cordobés muchos no supieron qué decir. Lentamente lo saludaron, pero Mariano, el hombre que lo enfrentó y casi termina con golpes de puño, permanecía inmóvil. 

Para cumplir con su promesa con sus seguidores el ex de Gisela Bernal no tardó en tirarse a la pileta vestido sin haberse acercarse a su enemigo. Luego para sumar más pimienta a la situación, Francisco le pedía que lo salude, de manera irónica. “Vení gordo, saludame, te traje un regalo”, le decía. 

Se hizo rogar pero en un acto, entre falsedad y humor, se abrazaron y con el correr de los minutos Mariano volvió a ruedo a buscar pelea. Francisco no podía más de la alegría y se burlaba a sus espaldas para gozar el momento de ver al cordobés a punto de estallar.

Pese a estar mojado se abrazaron con mucha desconfianza. 

Quién puede funcionar como seudo aliada de Francisco es Camila, la otra ex participante que volvió a entrar a la casa ayer. Ella está muy cerca de Francisco y ambos quieren llegar a la final pero también se mantiene en vínculo con Marian y el "otro bando”. Estuvo sólo 28 días dentro de la casa, pero es una panelista fija en los debates por su interés en el juego y conoce todo lo que pasa en la casa por lo que habrá que ver si se trae una estrategia propia para sumarse al lote de candidatos a la final

Antes ingresó Camila y aparenta funcionar como “la nueva socia”  de Francisco. 

Lo cierto es que el “amor/odio” de Delgado y Berón es de larga data y ahora habrá que ver cómo sigue su vínculo. Con aliados, nuevas estrategias y formas de juego se genera un clima distinto en el reality y más sabiendo que sólo tienen seis semanas para lograr consagrarse ganador.

Otras alianzas históricas:

En la historia de Gran Hermano es posible recordar la alianza que Eleonora González y Gastón Trezeguet. Si bien empezó como una relación divertida, luego se “enamoraron”, y hasta llegaron a comprometerse en el juego. Pero también jugaban y planeaban estrategias. 

También en el bar reality El Bar, Eduardo y su coequiper, Julieta, armaron sus planes siempre de a dos, pero a la final sólo llegó él. Comenzaron un romance fogoso, y terminaron siendo los creadores de “la carpita” para tener relaciones. Debajo de la mesa tiraron un colchón y cubriendo con sábanas los laterales evitaban ser vistos. Juntos iban contra todos y se ganaron el odio de algunos de sus compañeros.

Julieta y Eduardo, juntos para el reality.