Menu Big Bang! News
Show

Eructos, llantos y cucarachas: el show de las hijas de Cinthia Fernández

Le dijo que había una cucaracha en su cama y no pudo contenerla.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Las travesuras de las hijas de Cinthia Fernández son siempre un motivo de risas en las redes sociales. Con Matías Defederico en Ecuador, la modelo cuida de Charis, Bella y Francesca y se divierte a la par.

Charis, Bella y Francesca Defederico.

Además de mostras las clases de gimnasia y de circo de sus hijas, Cinthia también comparte divertidos videos del día a día. En el último, se puede ver a una de las mellizas jactándose de que había aprendido a eructar.

 

Jajajajjajajajajajajaja este video es genial ������

Una publicación compartida de Cinthia Fernandez (@cinthia_fernandez_) el

Arengada por su hermana y por su madre, la pequeña de casi cuatro años volvió a tomar gaseosa, se tomó su tiempo y hasta le anticipó a su madre que iba a volver a hacerlo con un gesto de manos.

 

Maldad de madre jajajajajaj

Una publicación compartida de Cinthia Fernandez (@cinthia_fernandez_) el

Del lado izquierda de la cama se encontraba la menor, Francesca, concentrada con su tablet. Con intención de sumarla, su madre le hizo un chiste que algunos cuestionaron en las redes sociales. “Cuidado, tenés una cucaracha”, disparó Cinthia.

Los videos más divertidos de las hijas de Cinthia

 

MOR FA BLE �� fafas �� ahora tu �� modo ecuador ��‍♀️

Una publicación compartida de Cinthia Fernandez (@cinthia_fernandez_) el

 

Más de las clases de gimnasia pero este final es una pinturita ajajjajaja �� NO PUEDOooooo

Una publicación compartida de Cinthia Fernandez (@cinthia_fernandez_) el

 

La papatilla ❤️

Una publicación compartida de Cinthia Fernandez (@cinthia_fernandez_) el

La nena saltó de inmediato de la cama y se puso a llorar. “Matala, matala”, le suplicaba a su madre, quien no hacía más que explicarle que no había nada y que había sido un chiste. Acostumbradas al kaos familiar, las mellizas ni registraron el berrinche de su hermana y siguieron viendo dibujitos.