Menu Big Bang! News
Show Ego

¿Es o se hace? Alexander Caniggia, un genio incomprendido

El hijo de Claudio Paul es un activo usuario de Instagram. En esa red social sube fotos para mostrar su alto nivel de vida en Marbella. Hace gala de su físico trabajado, su belleza, sus coches, su ropa, su life style. Le gusta mostrarse y que lo vean. Acuñó una frase que lo representa: “siempre al top”. Pero no queda claro si es un acting para mostrarse ante el mundo o si su esencia es como demuestra. ¿Es o se hace?

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El hijo de Claudio Paul Caniggia, Alexander -mellizo de la voluptuosa Charlotte- es un genio incomprendido. O un reverendo pavo. No está del todo claro. O es un artista conceptual que emula a los mejores comediantes o está perdido en un universo alterno que pocos comprenden. El muchacho tiene una plataforma de lanzamiento mundial: su cuenta de Instagram, donde sube performances y fotos para exaltar su físico trabajado. También allí acuñó una frase de su autoría que repite como un mantra. Una marca registrada: Siempre al Top. 

 

ME DUELE LA CARA DE SER TAN LINDO ���������������� #siemprealtop #highsociety #AC

Un vídeo publicado por Alexander Caniggia (@alexcaniggia) el

 

Buenas Noches Ladies ����

Una foto publicada por Alexander Caniggia (@alexcaniggia) el

El último acting fue muy comentado. Atraviesa una puerta vestido de traje y tocándose la cara. Se lamenta de dolor. Se planta frente a cámara y dice: “Me duele la cara...de ser tan lindo”. Un genio. O un egocéntrico. O ambas. Lo cierto es que el muchachín es una máquina hedonista. Sube fotos en cuero, muestra sus tatuajes, sus coches de lujo.

 

Like A Fucking Boss ������ #throwback ������ #siemprealtop #highsociety #ac #shampein

Una foto publicada por Alexander Caniggia (@alexcaniggia) el

 

������#highsociety #siemprealtop #AC

Una foto publicada por Alexander Caniggia (@alexcaniggia) el

 

Nunca Bajo de Nivel No Se que es eso ������������������ #siemprealtop #highsociety #AC #mercedes #cartier

Una foto publicada por Alexander Caniggia (@alexcaniggia) el

El chico, que supo tener una estadía temporaria en Buenos Aires cuando participó de “Bailando por un sueño”. Aquí vivía junto a su madre, Mariana Nannis, y su hermana melliza en el Hotel Faena. Llegaron a gozar de una moderada fama. Pero volvió a Marbella, su lugar en el mundo, donde hace gala de sus lujos y su derroche.

 

Wee in the Fucking Paradise ������

Una foto publicada por Alexander Caniggia (@alexcaniggia) el

 

Black & White

Una foto publicada por Alexander Caniggia (@alexcaniggia) el

Hay dos opciones: o el chico es un émulo de Ricardo Fort y su desparpajo será valorado dentro de muchos años o -por el contrario- es un pobre con plata.