Menu Big Bang! News
Show Reposo hasta el lunes

Exclusivo: Jorge Rial confiesa los secretos de su pico de estrés

Este año, Rial combinó un combo de trabajo intenso. Conduce Ciudad Gotik, en Radio La Red; Intrusos y la gala de Gran Hermano, además de sus otros emprendimientos. A eso se le sumaron los cambios en su vida personal. Su médico le diagnosticó “estrés” y deberá hacer reposo.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El cuerpo habla y hay que escucharlo a tiempo. No es la primera vez que le pasa. Incluso en episodios anteriores, Jorge Rial terminó internado. Sin llegar a ese extremo, en esta oportunidad el famoso periodista y conductor tuvo un susto: un pico de estrés que lo obligó a detener todas sus actividades y retomar el trabajo el lunes próximo. “El lunes vuelvo con todo, soy un paciente obediente”, aseguró en exclusiva a BigBang.

El martes comenzó a sentirse mal y desde el miércoles empeoró su situación. Consultó a su médico y deberá mantener reposo absoluto debido a un fuerte cuadro de estrés. El exceso de trabajo y un año intenso se hicieron sentir en la salud del conductor.

Jorge condujo la gala y luego se descompuso.

Rial, en diálogo con BigBang, contó cómo fue que comenzó con los síntomas y confesó que sintió que “se venía la hecatombe”.

“El lunes vuelvo con todo, soy un paciente obediente

 “El miércoles a la mañana ya no fui a la radio, no había tenido una buena noche el martes por presión alta, que se me disparó a las 4 de la madrugada. Me desperté como siempre, a las siete. No podía ir a la radio y descansé esa mañana. Fui a Intrusos y después, cuando tenía que ir a conducir Gran Hermano empiezo a sentir sobre la parte inferior del labio un dolor, como una picazón. Me puse hielo hasta el minuto previo al comienzo de la gala. Terminó el programa y me explotó el labio”, detalla.

En Intrusos debió ser reemplazado por Rodrigo Lussich.

Desde el estudio mayor de América, donde se emite la gala se dirigió a su casa. Pese a sus intentos de sentirse mejor, Rial sufrió el golpe del estrés y recibió atención médica. “Me fui a acostar pero sabía que al otro día se venía la hecatombe. Y lo fue, me levanté con toda la cara hinchada. Todo del lado izquierdo. Voy a la radio, me quedo una hora, no daba más,(...) A la tarde vino a verme mi médico a casa. No era un herpes como creían ni nada de eso. Me diagnosticó estrés fuerte, muy fuerte”, resume.

Ahora sus hijas, Morena y Rocío, lo cuidan en su casa.

Para mejorar su cuadro de inmediato le inyectaron corticoide, de manera intravenosa, para que tenga un efecto más rápido. “Era la primera vez que me lo aplicaban de esa manera. Me dieron un antihistamínico, y me indicaron reposo por 72 horas. Y soy un paciente obediente”, resumió. 

 “No era un herpe como creían, ni nada de eso. Me diagnosticó estrés fuerte, muy fuerte.

En un año donde se combinó un exceso de trabajo y complicaciones sentimentales, Rial programa unas prontas vacaciones para mejorar su cuadro. “Es un año de mucho laburo. Tengo Ciudad Gotik, Intrusos, Big Bang, Gran Hermano, dos hijas adolescentes en plena etapa de ebullición, más todo lo que me pasó este año, para bien o para mal. El lunes volveré al trabajo como siempre y ya me tomaré un descanso más largo a éstos cuatro días para descansar realmente”, finalizó.

Audio

Jorge Rial habla sobre su salud