Menu Big Bang! News
Show A sólo 17 días de la final

Francisco Delgado: la estrategia de llevar el reglamento al límite

El joven logró hacerse de un codiciado lugar en las instancias finales del reality. Cómo hizo el joven de 29 años para correrse del escándalo con Gisela Bernal y posicionarse como uno de los preferidos de la casa. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

A sólo 17 días para la final de Gran Hermano, BigBang te muestra el perfil de Francisco Delgado, el jugador más estratega del reality. Cómo superó su polémico ingreso tras el escándalo con Gisela Bernal y qué hilos movió para posicionarse como uno de los posibles ganadores.

Fue el único que logró salir en tres oportunidades de la casa. Llega más relajado a la gran final.

Desde el comienzo, el participante contó con ventajas por sobre el resto de los “hermanitos”. Francisco ingresó a la casa siendo conocido como el “posible padre del hijo de Bernal”, lo que le dio una superioridad ante sus compañeros, quienes eran desconocidos en el ambiente televisivo. Luego de sentir que tenía el apoyo de la gente, el “hermanito” se animó a basar todo su juego en una sola premisa: llevar el reglamento de juego hasta su límite.

Su primera salida prolongada le dio confianza: entendió que contaba con mucho apoyo de la audiencia.

Gracias a su simpatía, el participante quedó como líder de un grupo y, desde esa posición, se animó a persuadir y mandar a sus “aliados”. A pesar de que no tiene la capacidad para pensar estrategias duras como las de Mariano y Matías, supo que con su carisma podía ganar mucho más que sus compañeros y lo utilizó.

El participante pudo conocer a su hija recién nacida y acompañar a su ex mujer en el parto.

De esta manera, Francisco vivió dentro de la casa a puro chiste, bromas e intentando ser atractivo para el juego y los espectadores. Pero no todo fue diversión, el participante también tuvo momentos duros que lo mostraron como un hombre sensible.

Aunque dice que no tiene una estrategia, es quien mueve los hilos dentro de la casa.

Delgado logró aflojar la burocracia del juego, cosa que no todos los participantes consiguieron, y salió tres veces de la casa de Gran Hermano. La primera fue para ver a su hija recién nacida, la segunda por voluntad propia (reingresó al juego por votación del público una semana después) y la tercera porque se dislocó el hombro y terminó internado en una guardia.

Mirá cómo visitaba a su hija recién nacida:

Mirá cómo reingresaba a la casa:

Mirá cómo se lo llevaban a Francisco luego de caer y lastimarse el brazo: