Menu Big Bang! News
Show a minutos de la definción

Francisco y Matías, una final de opuestos en Gran Hermano

Los dos llegaron de maneras muy distintas. Sólo uno podrá quedarse con el gran premio. Perfiles y estrategias.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Se encontraron, se pelearon, hablaron y ahora se respetan.

Francisco Delgado y Matías Schrank, los finalistas de Gran Hermano 2015, llegaron a esta instancia con perfiles y estrategias muy distintas.

El primero (licenciado en Educación Física, 29 años, de General Roca) fue famoso en el programa por la fuerte polémica alrededor del hijo de Gisela Bernal. Hubo idas y vueltas con la bailarina, ADNs y encuentros inesperados.

Francisco, cuerpo trabajado y perfil alto.

“Si el bebé es mio, yo voy a estar, no sé cómo vamos a hacer, ni cómo lo vamos a afrontar”, le confesó a la bailarina en un emotivo encuentro.

Matías, en cambio, tuvo en su virginidad una de las características más llamativas de su estadía en la casa. Entró tímidamente, pero de a poco se fue haciendo fuerte.

Matías resistió hasta el final.

Misionero y con apenas 19 años, tuvo encontronazos con sus compañeros por cuestiones que iban desde la organización de las tareas cotidianas hasta las distintas formas de encarar la vida, pero el público lo premió llegando a la gran final.

Una definición inesperada para algunos, pero qeu tiene cautivos a todos.