Menu Big Bang! News
Show ya está en su casa

Gasalla fue internado de urgencia por un pico de presión

Ocurrió ayer por la noche mientras estaba en el teatro El Nacional. Quedó paralizado y lo llevaron al Sanatorio Otamendi, donde debía quedar internado al menos 24 horas, pero decidió volver a su casa. En 2013 le diagnosticaron carcinoma.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El actor Antonio Gasalla debió ser hospitalizado de urgencia debido a un cuadro de hipertensión arterial y tras permanecer varias horas internado regresó a su domicilio particular. El cómico comenzó a sentirse mal el domingo a la noche, quedó inmovilizado y fue trasladado de urgencia al Sanatorio Otamendi .

Un susto. Ya está en su domicilio y deberá descansar.

Gasalla se sintió mal cuando se encontraba en el teatro El Nacional, donde protagoniza la obra "Más respeto que soy tu madre 2". Su hermano Carlos, y otros alllegados lo acompañaron a las clínica, y si bien debía quedarse en observación durante 24 horas, por decisión propia Gasalla abandonó el centro de salud y volvió a su casa.

Gasalla protagoniza Más respeto que soy tu madre 2.

Noelia Marzol, compañera de elenco, se refirió al episodio y explicó: Cuando acabábamos de llegar al teatro tuvo presión alta. Los médicos llegaron y le hicieron un electrocardiograma y lo trasladaron al Otamendi". También por un pico de presión, Gasalla tuvo que suspender el año pasado, en dos oportunidades, funciones en el teatro.

Su lucha contra el cáncer

En 2013, Gasalla anunció que se tenía que someter a un tratamiento médico por sufrir un cáncer de piel, y aseguró que “no le tenía miedo a la muerte". En aquella oportunidad expresó: "No tengo miedo. Esto que tengo se llama carcinoma, es de la piel. El doctor me puso anestesia, me sacó un poquito y a los dos días me dijo que era carcinoma".

En 2013 le diagnosticaron cáncer de piel

También se sometió a un tratamiento por su enfermedad en la espalda, la rodilla y el tobillo y destacó que debía cuidarse mucho más la piel. "Nadie está preparado para que le digan que tiene cáncer. La vida no es eterna", fueron algunas de sus definiciones de entonces, aunque la más emotiva fue cuando destacó que el teatro, para él, “es sanador”.