Menu Big Bang! News
La China se victimiza: "No estoy pasando un buen momento"

Show Sigue la pelea

La China se victimiza: "No estoy pasando un buen momento"

La ex de Cabré está involucrada en el escándalo de la separación de Pampita y Vicuña e intentó desligarse del tema: “Me da mucha pena que se digan muchas mentiras”.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La palabra de la acusada, la misma que Pampita señaló como la “destructora de una familia”, se suma al culebrón del año. La China Suárez habló con TN sobre el escándalo que la involucra con Benjamín Vicuña, el que habría dado por finalizada su relación de diez años con la modelo argentina. “No estoy pasando un buen momento. Me da mucha pena que se digan muchas mentiras”, esquivó la rubia.

La actriz no dio detalles y sostuvo que no tiene nada que ver con lo que se dice.

No tengo nada que decir. Me da mucha pena que se digan muchas mentiras y nada... Nada más que eso, no tengo nada para decir”, sostuvo incómoda, después de que Pampita la señalara de modo público como la “tercera en discordia”.

“Me da mucha pena que se digan muchas mentiras.

La China reconoció que está pasando un mal momento.

“No voy a hablar. No me gustan los escándalos, nunca me gustaron. Gracias de verdad por estar acá con este calor. No voy a hablar del tema, muchas gracias”, dijo al terminar de filmar unas escenas en el aeropuerto de Ezeiza del films “El hilo rojo”, donde conoció a compatriota.

“No voy a hablar. No me gustan los escándalos, nunca me gustaron

La actriz se fue del set de filmación acompañada.

Lo llamativo es que la historia es justamente un relato sobre una azafata que se enamora de un hombre casado. ¡Chan! Para peor, entre las últimas publicaciones de la ex Casi Angeles figura una foto con Benjamín y el resto de los integrantes de la película a la que le sumó una frase que puede tener doble significado. “Feliz de ser parte de esta historia de amor”. 

“No quiero hablar. Muchas gracias. De verdad, no estoy pasando un buen momento. Muchas gracias”, terminó su relato limitado y se fue a su casa, donde la esperaba su hija, Rufina.