Menu Big Bang! News
Show Duras confesiones

La angustia de Miley: "Sufrí depresión, me decían que era gorda"

La cantante pop reconoció haber padecido la presión de la industria por “mantenerse bella”. “Mi hicieron aparentar ser alguien que no era, lo que probablemente me causó cierta dismorfia corporal”, disparó.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Miley Cyrus cumplirá en pocos meses diez años de carrera en el mundo del espectáculo. La actriz y cantante logró hacerse con sólo 22 años de un lugar en la industria, aunque crecer delante de las cámaras tuvo su costo. “Sufrí depresión por mi cuerpo”, reconoció en diálogo con la revista estadounidense ELLE.

“Desde que tenía once años me decían: ‘Sos una estrella de pop. Eso significa que tenés que ser rubia, tener el pelo largo y ponerte algo brillante y ajustado.

Miley en 2009 presentaba un cuerpo con más curvas y normal. “Me decían que estaba gorda”, denunció.

El conflicto de la cantante con su cuerpo comenzó en 2004, cuando comenzó las audiciones de la tira de Disney Hannah Montana, la misma que la convertiría en la adolescente más rica del mundo. “Desde que tenía once años me decían: ‘Sos una estrella de pop. Eso significa que tenés que ser rubia, tener el pelo largo y ponerte algo brillante y ajustado. Por ese entonces, era una niña frágil jugando a tener 16 años. Con peluca y toneladas de maquillaje”, cuestionó a la revista Marie Claire.

“Mi hicieron aparentar ser alguien que no era, lo que probablemente me causó cierta dismorfia corporal.

La cantante se cansó de los planteos y se sometió en 2012 a una rigurosa rutina de dieta y entrenamiento.

La necesidad de cumplir con las exigencias de la industria llevaron a la adolescente a perder una noción real de su cuerpo. “Mi hicieron aparentar ser alguien que no era, lo que probablemente me causó cierta dismorfia corporal. Me habían hecho parecer guapa durante tanto tiempo, que cuando estaba grabando la serie me preguntaba: ‘¿Quién mier… soy?’”, confesó.

“Mi mamá era reina de belleza, al igual que mi abuela, así que me programaron así

La adolescente mostraba un look antagónico al actual: más convencional y femenino.

Pero la industria no fue la única que condicionó a la cantante. Su madre, Tish, también la presionó para que mantenga una buena figura. “Ella era reina de belleza, al igual que mi abuela, así que me programaron así”, advirtió, aunque aclaró: “Ahora intento que no me importe una mier… Si sos lo suficientemente divertida, buena onda y segura de vos misma, entiendo que eso es lo único que necesitás para sentirte linda”.

“(Seguir con Disney) Era una necesidad personal. Cada mañana me metía café en el organismo para levantarme. Necesitaba seguir adelante, ser dura, ser fuerte. Todo me pasaba en ese set

Dejó los carbohidratos, entrena siete veces por semana y redujo el consumo de proteína al mínimo.

Presionada y con complejos, Miley mantuvo durante casi seis años su contrato con Disney. “Era una necesidad personal. Cada mañana me metía café en el organismo para levantarme. Necesitaba seguir adelante, ser dura, ser fuerte. Todo me pasaba en ese set”, advirtió. “Cuando me hice señorita, fue algo tan embarazoso. Pero no me podía ir de ahí. Estaba llorando y rogándole a mi madre: ‘Tenés que ayudarme con el tampón, tengo que volver a trabajar’”.