Menu Big Bang! News
Show ¿En qué quedamos?

La "defensa" de Romano a Del Boca: “Ser pelotud... no es delito”

El actor se refirió a la causa que investiga a su colega por irregularidades en el manejo de fondos públicos pero la aniquiló: “Si venís juntando guita desde chiquita, ¿tenés que pedirle un crédito a un Gobierno nacional y popular?”.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Interna K. El actor Gerardo Romano, cuya afinidad con la gestión kirchnerista es pública, analizó la causa que investiga a Andrea Del Boca por irregularidades en el manejo de fondos públicos destinados a una de sus novelas. “Ser pelot… no es delito”, disparó, y sumó: “Si venís juntando guita desde chiquita, ¿tenés que pedirle un crédito a un Gobierno nacional y popular?”.

El actor desestimó que Del Boca haya malversado fondos, pero cuestionó que los haya pedido.

“Ojalá Andrea no haya cometido ningún delito”, aclaró de antemano al ciclo radial Por si las moscas. Pero, lo que podría tomarse como una defensa se convirtió en cuestión de minutos en un duro y claro ataque a la ex Perla negra. “Si ella es torpe no es un delito. La inoperancia no es un delito. Hay que dejar que pase el tiempo y que se ocupen las personas conocedoras”.

Con Scioli, Moreno y CFK: Andrea fue una de las actrices más cercanas al núcleo kirchnerista.

Pese a que cuestionó la posibilidad de que haya malversación de fondos, Romano sí se mostró en contra de que la actriz haya capitalizado su cercanía con el Gobierno anterior para conseguir el capital necesario para producir su novela Mamá corazón.

 

“Si venís juntando guita desde chiquita, ¿tenés que pedirle un crédito a un Gobierno nacional y popular?”, se preguntó indignado. “Cuando ves a una persona que es una estrella, que tiene un montón de guita, que ya ha tenido éxito, que tiene tanta codicia como para enturbiar su adhesión a un Gobierno haciendo un negocio personal… yo no lo comparto”.

"Acá no se revolearon bolsos, el dinero siempre estuvo bancarizado", dijo el abogado de la actriz.

Acérrimo defensor de la gestión de Cristina Kirchner, el actor aclaró que nunca recibió o solicitó fondos públicos. “No hubiera hecho negocios, porque eso hubiera significado poner en términos de una conveniencia mi adhesión. Yo lo hice por motivos más puros y estrictos que tenían que ver con adherir a políticas legislativas”, remató.