Menu Big Bang! News
Show desde las redes sociales

La emotiva lucha contra el cáncer del cantante de Jarabe de Palo

Mientras se recupera de una intervención por el cáncer de colon que le detectaron la semana pasada, el artista se mostró optimista y aprovechó para hacer público su agradecimiento a las enfermeras que lo atendieron. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Su talento para la música es reconocido por todos. Sin embargo, a partir de enterarse que padece cáncer de colon, Pau Donés, el cantante de la banda española  Jarabe de Palo, mostró un costado totalmente novedoso.

Tras recibir el alta del Hospital Vall d´Hebrón, donde fue sometido días atrás a una operación por su enfermedad, el músico aprovechó para hacer público su agradecimiento a las enfermeras que lo atendieron durante su estadía en el hospital. Y lo hizo por la redes sociales. 

Desde su Instagram, el cantante saludó a sus enfermeras.
Pau Donés descansa en su casa y confía en su recuperación.

Agradeció a las enfermeras

“Siempre amables, dispuestas, súper atentas a todo, preparadas para cualquier contratiempo. Para ellas no existe el cansancio, ni el sueño, ni siquiera el descanso. No paran. Y no es que no paren de “trabajar”, no paran de auxiliar y curar gente.  Las adoro y admiro, y les doy las gracias por hacer el trabajo que hacen. No hay nada en el mundo que pueda pagar un cariño como el suyo cuando estás jodido en la cama de un hospital. Gracias por su generosidad y entrega”, publicó el artista en la web oficial de la banda.

El artista se mostró sonriente en su cuenta de Instagram.

“No hay nada en el mundo que pueda pagar un cariño como el suyo cuando estás jodido en la cama de un hospital

Donés le contó de su enfermedad a sus fans desde las redes sociales.

De excelente humor, Donés se recupera en su casa, donde aprovecha el descanso para subir imágenes en su cuenta de Instagram, como las que lo muestran tirado en el pasto, sonriente junto a sus perros y tomando sol a la hora de la siesta. Valorizando, en definitiva y más que nunca, cada instante de su vida.