Menu Big Bang! News
Show De la fama a la paternidad

La intimidad de Francisco Delgado junto a sus dos hijos

El ganador de Gran Hermano muestra la intimidad de sus hijos junto a él y cuenta la felicidad que siente por ser padre.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

“Ser papá es lo más lindo que me pasó, no hay palabras”, dice Francisco Delgado al reflexionar sobre el gran momento personal que experimenta al vincularse con sus hijos, Ian y Elena. Luego de protagonizar el culebrón del 2015, que atravesó un reality show y un certamen de baile, llegó el momento de disfrutar con tranquilidad y certezas la paternidad. 

Gisela y Francisco junto a Ian.

Tanto en Gran Hermano como en Bailando por un Sueño, Delgado y Gisela Bernal, madre de Ian, contaron minuto a minuto una novela que tuvo un final feliz. 

Francisco Delgado junto a Ian, en su casa.

El resultado del estudio de ADN confirmó lo que hasta ese momento eran sospechas. Francisco Delgado, el ganador de Gran Hermano 2015 compartió con BigBang fotos de su intimidad junto a sus dos hijos, Ian y Elena. 

Descanso y juego a la hora de la siesta.

En el caso del pequeño Ian, de 2 recién cumplidos, quién no tiene contacto con el productor Ariel Diwan, ex pareja de su madre, Gisela Bernal, se muestra feliz con su hermana Elena.

La beba, que nació y vió por unas horas a su padre ya que debió a regresar al juego y lo ganó. Su mamá, Barby Silenzi, se mostró siempre paciente y con deseos de priorizar el vínculo de su hija con la de su hermano, más allá de las diferencias que en un principio existieron con Bernal.

Elena y sus caras divertidas, con la complicidad de Ian.

“No hay forma de devolver todo el amor que dan. Es hermoso estar con ellos. Verlos juntos me emociona. Se potencian y son muy lindos. Los amo profundamente”, dice con emoción.

“El champán las pone mimosas”, la mítica obra de Sofovich.

Actualmente es parte de la obra “El champan las pone mimosas”, en el Teatro Premier, donde comparte escenario con su ex Gisela Bernal, y supo acomodar sus horarios de ensayo y entrevistas para pasar la tarde, merendar y remolonear los tres en la cama.