Menu Big Bang! News
Show TV

La maldición de La Voz, una sucesión de dramas en clave musical

La muerte del finalista de la versión argentina no es el único hecho fatídico relacionado con este programa. En México hubo tres muertes más y otros tantos sucesos desgraciados vinculados a integrantes del popular ciclo, que parece perseguido por una extraña maldición. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La noticia del aparente suicidio de Pablo Utrera , uno de los finalistas de la edición 2012 de la versión argentina del programa “La Voz” conmocionó a todos. El joven, de 28 años, fue hallado muerto en su departamento de la ciudad de San Francisco, Córdoba. Sin embargo, lo más sorprendente es que ésta no es la única noticia desgraciada relacionada con este ciclo, a tal punto que muchos han llegado a hablar de una “maldición” que persigue al popular certamen.

 

Pablo Utrera, el finalista de “La Voz” argentina que apareció muerto en Córdoba. 

Uno de los más golpeados en este sentido ha sido el reality mexicano, que lleva cuatro temporadas al aire. En su primer año, la participante Lluvia Vega sufrió la pérdida de su hermana y su abuela en un accidente automovilístico.

Lluvia Vega perdió a su hermana y a su abuela durante su participación en el certamen. 

Pero las malas noticias no terminaron ahí. Tiempo después, Pablo Rojas, otro participante de la primera edición y alumno de Alejandro Sanz, sobrevivió milagrosamente tras caer al vacío desde un quinto piso mientras compartía una fiesta con sus compañeros de programa.

Pablo Rojas, alumno de Alejandro Sanz, sobrevivió al caer desde un quinto piso. 

En la segunda temporada, Alejandro Pérez Meza, un ex pupilo de Miguel Bosé, sufrió un accidente en moto que le provocó una fractura de tobillo. Sin embargo, lo peor para él llegaría al poco tiempo, cuando le confirmaron que padecía leucemia.

Alejandro Pérez Meza ganó la segunda edición mexicana con su hermano. 

La primera muerte vinculada al programa llegó durante el segundo año al aire en la televisión azteca. La cantante Jenni Rivera, coach del programa, murió en un accidente aéreo cuando viajaba desde Monterrey a Toluca.

Jenni Rivera, coach mexicana, murió en un accidente aéreo. 

Esa misma temporada, quien conducía el ciclo por entonces, la actriz Jacky Bracamontes, perdió a uno de sus gemelos al momento de dar a luz.

La escultural Jacky Bracamontes perdió a uno de sus gemelos al dar a luz. 

Llegó la tercera temporada y las desgracias continuaron. En enero de 2014, el concursante Gibrán Martiz Díaz, miembro del equipo de David Bisbal, fue hallado sin vida dentro de su auto. Posteriormente, se determinó que había fallecido durante un enfrentamiento entre policías y supuestos delincuentes.

Gibrán Martiz Díaz fue hallado muerto en su auto. 

Y, como si esto fuera poco, finalizada la cuarta temporada llegó la noticia del fallecimiento de Lizbeth González Ruíz, quien perdió la vida en un accidente automovilístico.

Lizbeth González Ruiz, la última muerte en México. 

¿Será la trágica muerte del cantante tucumano de 28 años una más en esta cadena de desgracias que parecen perseguir al programa? Creer o reventar, ésa parece ser la cuestión.